lunes, 20 de julio de 2009

El regalo de todos y cada uno de mis cumpleaños

Cuando yo tenía 13 años los niños de mi edad aún jugaban al futbol, montaban en bici e incluso echaban carreras de chapas. Tenían el encanto ese de la infancia que aún no les había abandonado y yo aún disfrutaba de vez en cuando con sus juegos. Ahora parece que los niños de 13 añitos han encontrado un nuevo entretenimiento que debe resultarles apasionante dado que cada día hay más casos y al paso que vamos y si las leyes no lo remedian, pues se extenderá como la pólvora. Es mucho más divertido disfrutar del horror en los ojos de una niña de clase, compartir con los amigotes la experiencia de sentirse machitos a costa de aunar fuerzas entre todos y violar a tus amigas. Tiene que ser la hostia liberar esa tensión sexual con los coleguitas y descargarla sobre una cría que quizás soñaba con que alguno de esos animales que estaban convirtiendo su vida en una pesadilla se enamorara de ella algún día. Sé lo que es ese horror, sé como el miedo se apodera de ti y cierras los ojos en un intento de no ver y de no sentir. El tiempo no puede ser más eterno, se detiene en tus pupilas y repites basta una y mil veces hasta que te abandonan con tu pena, tu asco y tu llanto.

El día que cumplí 14 años fui feliz a buscar a un amigo con el que tomarme unas cañitas para celebrarlo pero no le encontré. Me encontré sin embargo con un par de amigos suyos y yo pensaba que también mios con los que fui a tomar algo a una terraza en la Dehesa de la Villa y dado que aún era verano, nos dimos un paseo por esos pinares de los que guardo los mejores y los peores recuerdos de mi vida. Nos sentamos en un banco de charla mientras fumábamos algún cigarro y cuando el día empezaba a tornarse más obscuro me levanté para irme a mi casa pero una mano me agarró por la muñeca y me sentó de golpe en el banco. En ese momento la obscuridad se apoderó de mis pensamientos. Sabía que algo había dejado de ir bien, que el día empezaba a tornarse en horrible pesadilla. Un intento más por marcharme, un por favor tengo que irme cargado de terror y una fuerza de nuevo que no me dejó mover un solo músculo. No voy a relatar lo que ocurrió pese a que permanece en mi memoría como si acabara de ocurrir. Solo diré que accedí a hacer determinadas cosas con la esperanza de no ser penetrada por dos indeseables. Y bueno, de eso por lo menos, me libré.

Ese fue mi regalo de cumpleaños. Un regalo que cada año vuelve a mi memoria para enturbiar el día. Cuando llegué a mi casa mi padre me castigó por llegar tarde. Jamás conté esto a nadie hasta hace tres años que reuní las fuerzas suficientes para contárselo a casi un desconocido con el que me desahogué y lloré de nuevo las mismas lágrimas que pude llorar en su día.

Estos hijos de su madre no eran menores de edad pero eso da exactamente igual. Lo que pretendía decir es que cuando los niños se comportan como adultos o como delincuentes deben tener el trato que la ley establece en esos casos, ya tengan 12, 13 ó 25 años. Y no puede ser que se cometan violaciones al amparo de la ley.

Un poco complicado se me ha puesto el ponerle música a este post porque no se me ocurre un tema que pueda acompañar al horror. Me dijeron que no lo había superado. Pero si, lo superé aunque jamás lo olvidaré. Dije que esta semana iba a poner este tema en el blog que me transporta un poco lejos. Así que para ahuyentar a los fantasmas haré lo que tenía pensado.

Iron Curtain - Shadow

27 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Joder, joder, JODER. Tengo rabia, impotencia, IRA. Guardaré en mi cabeza todo lo que pienso, esos despojos humanos no pensarían que algún día podían tener una hija... No quiero dar la imagen de ojo por ojo diente por diente, pero ya que tenemos leyes, efectivamente aquellos que cometan delitos que paguen y que no exista para nada las rebajas por buen comportamiento, ni nada por el estilo y sino, que lo hubieran pensado antes y se hubieran comportado civilizadamente.

Ostras ves, iba a finalizar y se me olvida lo mas importante, FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!

Padme dijo...

No, no es mi cumpleaños, Javier. Espero no enturbiar más ese día de lo que ya se enturbia solito. El post venía porque ayer de nuevo salió otra noticia sobre unos niños que habían violado a otra niña de 12 años. Y van dos esta semana.

Yo que tengo un hijo y una hija en una edad que empieza a resultar complicada porque el sexo empieza a ocupar una gran parte de sus conversaciones tengo muy claro que en el caso de que alguno de ellos se viera envuelto en alguna de esas historias, con todo el dolor de mi corazón me encargaría yo misma de llevarlo a comisaría para que asuma las consecuencias de sus actos en el caso de haber cometido algo parecido. Pero si tuviera que ir a denunciar la violación de mi hija, te aseguro que antes de que esos niños vivan al amparo de sus padres y felizmente cobijados bajo el techo familiar iban a tener un recuerdo bastante desagradable en sus partes que seguramente les impediría volver a violar a nadie más. Y luego, si acaso, ya voy yo a la carcel por maltrato a un menor.

Que aquí parece que solo son menores para algunas cosas y viven como si todo el monte fuera orégano.

Un beso.

jordi dijo...

Antes de todo FELIZ CUMPLEAÑOS!!!. La verdad es que no me cabe en la cabeza que puedan ocurrir ese tipo de cosas. Pero ocurren. Joder si como dices tu esa es una edad para pensar en Futbol, bicis o irte a la otra punta de la ciudad a echar un cigarrillo sin que ningun vecino te pueda ver o esas cosas propias de la edad. Yo sufri otro tipo de acoso, pero eso no viene a cuento ahora. En fin. lo que tu dices, UNA BUENA PATADA EN LOS COJONES le daba yo a cada uno. Nada, chica feliz cumple. besote

jordi dijo...

coñe que no es tu cumple, si es que voy a necesitar gafas...

Padme dijo...

:) No pasa nada, jordi. Me doy por felicitada para cuando sea aunque hasta septiembre queda un ratejo.

Bueno, parece que los tiempos cambian y se abandona el juego para practicar juegos más peligrosos antes de la cuenta. La pena es que nos pillan demasiado inocentes y no tenemos la capacidad de reaccionar como es debido.

Un beso gordo.

Javier Caballero dijo...

Vaya metedura de pata. He estado el finde fuera y no me he enterado de nada. Ahora ya me he puesto al día. De nuevo pedir que se modifiquen las leyes y que miremos como sociedad, en que fallamos al estar creando gente, no se les puede llamar personas, que no tienen valores ningunos.

Padme dijo...

Cuando el amparo al menor que delinque lleva a resultados como los que estamos viendo creo que es el momento de coger el toro por los cuernos y no pensar que es un caso aislado, ya que la realidad demuestra que no lo es en absoluto. El hecho de que se publicite que unos niños de menos de trece años salen impunes de las violaciones por ser menores de edad no hace más que animar a otros menores a seguir el mismo ejemplo. Tiene más derechos el violador (amparado por la ley) que la niña que es violada? A quien tratamos de proteger con estas leyes? A mi no me dan ninguna pena
estos niños, esa es la verdad. Y si es necesario responsabilizar también a los padres de los actos de sus hijos, pues tampoco me parece mala idea. Si no los sabes educar, no los tengas y si lo tienes, pues asume las consecuencias de tu falta de preocupación por ellos.

Es una opinión personal, pero creo que la falta de valores de la juventud necesita que se haga algo pero ya.

Anónimo dijo...

Pero pasó de verdad o no lo que cuentas? claro que no me lo creo

Padme dijo...

Venga, hala, otra vez el anónimo. Mira chaval, chavala o lo que seas. Me importa un pimiento, por no decir una barbaridad, el que tú te creas lo que escribo o no. Es que no me interesa lo más mínimo y lo que no entiendo es cual es el interés que tú tienes por este blog donde cada vez que dices algo lo haces escondiéndote en el anonimato y tocando las narices.

It's your problem.

yessycure dijo...

Chale con ese anonimo...que asi se comenten las fechorias, desde la seguridad que brinda el anonimato, la multitud, el compañero......es preocupante que la inocencia muera, que se vea como un lastre.

Que por no ser tan fuerte fisicamente, deba uno sucumbir a los caprichos de alguien mas...

tambien eres de septiembre?
creo que tenemos varias cosillas en comun =)

un enorme abrazo!!!

Padme dijo...

El problema, yessy es que de uno en uno no se atreven. Que son muy machitos ellos. Al anónimo ni puñetero caso.

Acababa de leer tu blog cuando he visto q me habías dejado un comment. Y al leerte he pensado precisamente eso, que tenemos algunas cosillas en común. Pero mira, lo de septiembre es una más. Yo soy del 16.

Los lunes cuesta un poco coger el ritmo. No te preocupes. Hay días que salen así. Mañana volveremos a sonreir.

Un besazo.

Outsider dijo...

Ya se que no es tu cumple... pero feliz cumple... liberarse de un trauma como ese bien vale un felicitación, tan grande como hachazo entre los huevos que se merecen aquellos que te han hecho pasar tantos años con esa carga en tu memoria.

Por otra parte, feliz cumpleaños... por si no nos vemos en septiembre.

Padme dijo...

Bienvenido de tus vacaciones, Outsider. Liberarse la verdad es que no se libera uno nunca, pero bueno, soltarlo así públicamente es algo que me debía a mi misma y no ha sido muy facil. Gracias.

Ya me contarás como van las cosas y como han quedado finalmente. Me doy por felicitada de todas formas. Muchas gracias y muchos besos.

argos dijo...

puedes violar a una compañera de clase, maltratar a tu hermano o cargarte a tus padres antes de los 13. A partir de los 13 años y un minuto ya le dices a otro (que todavía no los haya cumplido) cómo hacerlo, y luego sale todo en las noticias bien explicadito 30 veces al día para quien no lo sepa que lo aprenda. Joder!!

A esos dos del día de tu cumple..el día que cumplan los 40 deberían regalarles 40 patadas en los huevos a cada uno.

Para ti, besos por esa valiente liberación y nasnoches

Padme dijo...

Eso es lo que yo digo, argos, que independientemente de que las leyes sean erróneas o no, se le da tanta publicidad al tema que estamos dando carta blanca a un montón de chavales para cometer al amparo de esas leyes las mayores barbaridades.

Sobre las patadas en los huevos para esos dos, gustosamente se las daría yo. O les damos a elegir. Volvemos a repetir la experiencia. Que si me pillan ahora, los que se iban a quedar allí tirados recogiendo los cachitos de polla y lamentándose, iban a ser ellos.

Gracias, muchos besos.

ortiga70 dijo...

Desde luego Padme hija, te ha pasado de todo. Esto que cuentas debió ser la experiencia más desagradable de toda tu vida.

Hay que ver los tíos que hay sueltos por ahi....

Siento muchísimo que hayas tenido que pasar por una situación así.

Besos

Padme dijo...

Si, me han pasado algunas cositas. No es que tuviera una adolescencia para dar saltos de alegría. Pero bueno, el tiempo mejoró las cosas y yo aprendí de mis errores.

Un besote. Vaya temazo has puesto en tu blog, amigo. ;)

Donna_Regina dijo...

Pues nada Padme...yo que venía dispuesta a felicitarte porque pensé que era tu cumpleaños y me encuentro que esta desagradable experiencia.
Como han dicho por ahí arriba..felicitarte igualmente, porqué no, por tu valentía en intentar quitar esos fantasma..aunque debe ser bastante duro.
También estoy de acuerdo en que el trato penal debe ser igual para menores o mayores de edad y más hoy en día en el que las nuevas generaciones tienen tantas ganas de crecer y poco queda de la inocencia y el respeto que se podía ver hace más años ( siempre con excepciones, claro )

Un fuerte abrazo guapa....y como en siguiente post ya veo que estás pero mucho más animada.....pués yo que me alegro!

Muaks!!

Padme dijo...

Muchas gracias, preciosa. Llevo muchos años viviendo con eso y cuando me asalta de nuevo doy un manotazo y lo aparto de mi vista. Ya fue bastante desagradable como para que me amargue por más tiempo la existencia.

Muchos besos.

Milhaud dijo...

Primero y ante todo, Feliz Cumpleaños... aunque sea con retraso.

Y por lo demás, decirme que me has dejado los pelos de punta. Tengo alguna amiga que ha pasado por algo similar, y tan sólo de recordar cómo se encontraban ellas al contarlo y durante mucho tiempo después, creo que aunque nunca llegue a entenderlo, veo por donde van los tiros.

Sólo decirte que tu y todo lo que eres es mucho más importante que eso, y espero que llegue el día en que simplemente sea un recuerdo olvidado para que puedas disfrutar gratamente de tu día.

Felicidades de nuevo y un gran beso.

markoz dj dijo...

Holaaaaa Padme... como verás, sigo muy liado con el trabajo y apenas entro a los blogs.
Cuando lo hago procuro leer todo lo que poneis y comentar lo que veo importante.
Esta vez, aunque es muy importante, no comento nada... quizás porque hay tantas cosas que decir que no sé por dónde empezar.
Así que para ser más "original" te digo que buen tema escogido.

Padme dijo...

No era mi cumpleaños Milhaud. Parece que el nombre del post no era muy adecuado ya que os ha pasado a unos cuantos lo mismo. Tan solo saqué a colación lo de mi cumpleaños por las noticias que durante esa semana estaban saliendo en los períódicos de violaciones a menores. Gracias de todas formas. Supongo que aunque se cuente, nadie como quien lo ha vivido sabe lo que es. De cualquier forma, yo he disfrutado de mi vida y de mis relaciones con los chicos de forma muy agradable y a medida que pasan los años la experiencia, aunque no la olvidas, permanece en la lejanía y no dejo que me afecte para nada.

Hola markoz, espero que tu lío no te impida coger unas buenas vacaciones. Sobre el post, pues si, se podrían decir muchas cosas. A mi simplemente me gustaría poder contar algún día en algún post que estas actuaciones tienen finalmente una pena justa sin importar la edad de quien las está cometiendo.

Me alegra que te guste el tema. A mi también. ;)

Jon Basto dijo...

Lo siento mucho, bonita.

Padme dijo...

Ya pasó, Jon. Y ahí se queda, en el pasado. Gracias, cielo.

taratela dijo...

Una vez me contó mi hermana, que una señora de unos 60 años compañera de reparto en una representación teatral, contó el el vestuario con toda libertad y serenidad que había sido violada. Y que por lo que sabia el 60 por ciento de la mujeres lo han sido en alguna ocasión, que no deberíamos ocultarlo, sino hacer algo para solucionarlo.
Yo tenia 7 años y el "chico" 9. Era menor, quizás eso me libro de sufrir mas daños. Mi mente protectora como todas, lo olvidó hasta que por otras circunstancias y con ayuda profesional, rebuscando en mi pasado salió a la luz. Por supuesto jamas lo conté hasta que lo recordé a los 21 años. Aquello explicaba muchas cosas de mi personalidad, cosas que no vienen al caso ahora. Yo he perdonado, aunque no he olvidado, la parte que corresponde a aquel niño. Lo que no podré perdonar, es la absurda actitud de la reprimida y amargada profesora que nos encontró. Y que en lugar de ayudarme al verme forzada y llorando bajo aquel espécimen baboso, solo grito: "Ir a hacer eso a la calle, CERDOS"

Soy de las que opina que no importa la edad que se tenga si se atenta contra otra persona. No importa si son 9, 12, 20 o 50 años. Pero además se debería castigar a los adultos que justifican estos comportamientos, diciendo que no es posible que su hijo haya hecho algo así. Y mucho mas castigo merecen quienes afirma que algo harían ellas...
Cuando un menor deja de actuar como un ser humano civilizado se convierte en un animal del mismo modo que un adulto y debería ser castigado del mismo modo.

taratela dijo...

Por cierto,
Un saludico veraniego, que hacia tiempo que no pasaba por aquí!!
BEsetes!

Padme dijo...

Entonces, taratela, creo que nos entendemos. Pero me parece más pasada lo tuyo q eras demasiado pequeña así que no me extraña que tu cabeza no lo quisiera recordar. Pero estoy de acuerdo contigo en todo lo que has dicho. No solo tienen q castigar a los que cometen los delitos tengan la edad que tengan, quizás cuanto menos tengan, más posibilidades haya de que el castigo surta algún efecto sino que alrededor hay más gente que tiene su parte de responsabilidad y creo que de alguna forma también la deben asumir.

A mi me afectó en alguna relación posterior también, pero al final creo q es algo que tengo superado. De cualquier forma, yo no he perdonado ni olvidado, aunque si asumido. Yo era una cría, y estos energúmenos eran unos tios hechos y derechos que sabían perfectamente lo que estaban haciendo.

En fin, cosas que pasan y que espero que nos hayan hecho más fuertes. Creo que esa estadística no está muy desacertada y no es la primera vez que la oigo.

Un beso muy muy fuerte. Pásalo muy bien. Muak.