lunes, 2 de febrero de 2009

A Walk On The Wild Side

Inicio de semanita. Una de antiguas esencias para empezar.

Antes incluso de que llegara a mis oídos la canción de Pink Floyd con la que comenzamos la semana pasada, llegó esta. Escuchar esta canción siempre me ha traido el recuerdo de un primo que me sacaba unos añitos y que cuando yo aún jugaba al escondite él ya escuchaba esta música. Esta canción quedó precisamente grabada en mi memoria un día que aparecimos en su casa de visita y sonaba en su tocadiscos. Con los años, la escucharía infinidad de veces, pero siempre quedó unida a su recuerdo.

Y con los años también, mi primo y yo volvimos a nacer el día en que montados en su moto, decidió adelantar a un coche que circulaba por una calle sin asfaltar a las afueras de un pueblo de la sierra donde todo era campo y algún chalet que salpicaba el terreno. Salimos de detrás del coche por la izquierda y acelerando para quitárnoslo de encima cuando nos encontramos con una roca delante nuestra. Ni siquiera sé lo que pasó ni como hizo para que voláramos, supongo que tiró de horquillas y nos elevamos para acabar cayendo delante del coche que sin poderlo remediar se subió encima de la moto. Yo cuando abrí los ojos solo veía los bajos del coche y al girar la cabeza vi a mi primo tirado con la rueda a escasos centímetros de su cuello. Nadie se dio cuenta de que yo también iba en la moto. Ni siquiera cuando intentaron desenganchar la moto del coche. Cuando esta empezó a moverse fue cuando alguien se percató de que yo estaba allí debajo. Después de lo que pudo habernos pasado y que para suerte nuestra no nos pasó ya que no tuvimos ni un solo rasguño salvo un poco doloridos por el hostión, vivimos unos días como si estuviéramos en otro mundo y mi primo y yo vivimos una pequeña historia de amor fruto supongo que de lo ocurrido ese día. Algunas experiencias generan lazos de unión un poco particulares. Aún con el paso del tiempo sigue siendo mi primo favorito.

Este es el recuerdo de una de las canciones que más me gustaron siempre de Lou Reed.

Lou Reed - A Walk On The Wild Side

13 comentarios:

yáñez dijo...

Sí Padme, lo de las motos dejan huellas, yo he tenido dos piñazos con una Kawa, pero al contrario que tú, que tuvistes un romance, a mí me abandonaron, me dejaron dolido y herido , mi pobre moto me dejó en el último hostión contra un IOPUTA que conducía un turismo y se saltó un ceda el paso, a partir de ese momento mi canción favorita era la del tractor amarillo.

Padme dijo...

xDDDD ¿el tractor amarillo? pues tenía su aquel la cancioncilla. las motos son un peligro, yañez. va uno más vendido q otra cosa. aunque reconozco que muchas veces los accidentes son provocados por los demás pero siempre el de la moto se lleva la peor parte.

la verdad que después de lo que cuentas, prefiero mi romance aunque supongo q no te abandonarían por el accidente, no?

ortiga70 dijo...

Yo tenía una prima (y tengo) que todos los veranos, cuando llegábamos a la playa un primo mio y servidor, nos llevaba a las dunas, nos sacaba la polla para ver quien la tenía mas grande y luego nos la meneaba mientras nos enseñaba su....ejem..
Hacía lo mismo siempre el primer día de vacaciones, hasta que un año pasó de nosotros.
Después cuando nos hicimos mayores, a veces salíamos juntos y siempre se rozaba más que una gata mansa......

bueno, vamos a cambiar de tema... El Transformer es uno de los mejores discos de la historia y esta canción siempre suena a fresca...los años no pasan por ella y por muchas mas que hay dentro de esta joya!!

;)

Padme dijo...

Jajaja, orti. Eso si que son experiencias que generan lazos de unión especiales. Pues estaríais deseando que llegara el primer día de vacaciones. Y porqué solo el primer día?

Lo mio fue una cosa más tierna, eh? no te vayas a creer, que yo era una cría tan inocente casi como ahora. ;)

Besotes.

Javier Lorente dijo...

Yo también volví a nacer un día. No fué con mi moto, sino después, con los años. Me compré mi primer coche nuevo, un opel a pagar en 4 años. Al segundo año, una noche de octubre me lo dejé en una curva. Llevaba varios días casi sin dormir, tenía que terminar unos retratos al óleo para el día siguiente y me faltaban los últimos retoques... no se los pude dar (y no se acabó el mundo). Iba muerto de sueño, los párpados me pesaban horrores, faltaba poquito para llegar a casa... se me cerraron los ojos en una curva, los abrí, dí un volantazo y el coche se me vuel dando volteretas. El coche, siniestro total, se quedó ahí, yo salí arrastrando y alguien me recogió y me llevó al hospital. En los meses que estuve de baja aprendí muchas cosas, sobre todo que la vida es un regalo y que hay que saborearla y, sobre todo, tomársela con más calma. El stress es muy malo y si no duermes no conduzcas, claro.
Estuve dos años más pagando el coche y me compré un dos caballos verde pistacho de segunda mano... y tampoco pasó nada, me llevó a sitios maravillosos y encima era descapotable.
Por redondear la historia os podría hablar de la famosa fotografía... pero esa es otra historia.
¡Ah! y Lou Reed me encanta, sobre todo en ruta.

Padme dijo...

Bueno, espero no haberte traído malos recuerdos con el post. Yo creo que un dos caballos verde pistacho te queda mejor, eh? xDDD

Yo también he cerrado los ojos conduciendo y encima con dos bebés en el asiento de atrás. Fue una fracción tan mínima de tiempo que lo único que ocurrió fue que casi se me sale el corazón del pecho del susto que me pegué.

En fin, sigamos viviendo este regalo y disfrutémoslo tanto como podamos. Me alegra que te guste Lou Reed.

Bso.

Javier Lorente dijo...

Nooo, para nada malos recuerdos, al contrario. Nacer de nuevo da gustito y si aprendes alguna lección, más :)

argos dijo...

tiró de horquillas es hacer trompos y caballitos de chulitomacarrita? Pues yo no tenía primo pero sí amigos de esos. Mi hermano mayor tenía una rieju roja (con sillín también rojo) rollo motocros pero para ir por ahí como si nada! Yo he tenido suerte, que no he vuelto a nacer nunca, pero recuerdo tener vergüenza de subir xDD

Una historieta y una canción preciosa.
Feliz semana

Padme dijo...

Si que da gustito, javier. Pero a veces uno nace después de experiencias un poco traumáticas que no apetece recordar. Si no es tu caso, me alegro.

Argos tirar de horquillas es... pues eso, tirar del manillar y de las horquillas que son las barras que unen el manillar con la rueda delantera y sobre las que van los amortiguadores. :) Y sí, es lo que se hace cuando haces caballitos. Pero vamos, que yo no sé lo que hizo porque la roca era considerable. También era una moto de motocros y supongo que era más fácil de elevar. No sé. Lo que hiciera lo hizo bien que por lo menos pudimos contarlo.

Besotes.

markoz dj dijo...

Hablando de "hostiones" moteros, voy a poner un post contando el más gordo que me metí y que fué cuando dije basta a las motos... a ti Padme te gustará la historia ya que me "comí" a un cura de los Maristas, jajaja.
Respecto al "walk on the wid side" me viene a la memoria un concierto de Lou Reed en los Pirineos, y cómo dos "punkies" con cresta, chupa cuero, anticristos, etc.. y muchisima mierda encima lloraban con este tema mientras lo tocaba.
Uno de ellos se giró y me dice llorando : "es un poeta, es un poeta!!!".

Padme dijo...

Jajaja, qué de historias me cuentas, markoz. Lo de los punkies todo un punto. Y bueno, tu como siempre sin perderte un concierto. :)

Seguro que me gusta la historia de las motos, tienes razón. Te lo "comiste" pero supongo que lo vomitarías a continuación, no? que los curas son muy indigestos, y los Maristas creo que más. xDDDDD

Besote

ortiga70 dijo...

jajaja!, No veas la depresión que cogimos mi primo Carlos y yo cuando llegó una tarde de primeros de agosto del 82 y nos dijo que nain de la chain... Yo tampoco sé porqué eso del primer día, pero me daba igual( a caballo regalado.....)
XDDDDD

Saluditos

Padme dijo...

Hombre orti, ya imagino que estaríais más que encantados con semejante regalo. Pero no deja de resultarme curiosa esa reacción de tu prima. De cualquier forma, parece que todos estábais encantados, así que... para qué darle más vueltas, no? ;P

Besete.