domingo, 10 de mayo de 2009

Peliculón-BSO: Apocalypse Now

Pues iba a poner otra película, pero he leído que hoy precisamente se cumplían 30 años de este otro peliculón con una música que no deja indiferente aunque sea Wagner, que quizás no agrada a todo le mundo. Y aunque no le voy a quitar mérito al uso que se hizo de la composición de Wagner para la película, quizás a mi el tema que más me gusta en esa proyección es el de The Doors. Me parece perfecta la simbiosis entre las escenas y el tema y escuchar la voz de Jim Morrison me pone los pelos de punta.

Francis Ford Coppola
rodó está película en 1979 no con pocos problemas. Tanto es así que uno de los comentarios más conocidos de Coppola sobre la película fue: "Ésta no es una película sobre la Guerra de Vietnam, esto es Vietnam". Un rodaje de 16 meses, un presupuesto multimillonario para la época y dos años de montaje dieron al fin su fruto. El señor Coppola adaptó el argumento de la novela de Joseph Conrad "El corazón de las tinieblas" ambientada en el Africa colonial del siglo XIX, a la invasión estadounidense de Vietnam. Quizás la primera película que vi sobre los desastres ocurridos en esa invasión. Una visión de la guerra quizás más realista de lo que otros nos han hecho ver. Soldados que combatían bajo los efectos de las drogas, de dudosos ideales, poco convencidos sobre su papel en ese guerra y ese lugar del que no habían oído hablar nunca. Personajes sádicos como el interpretado por Robert Duvall que diría: "Me gusta el olor del napalm por la mañana". Una visión escalofriante de un conflicto que ha hecho correr muchos ríos de tinta y de sangre.


Martin Sheen además de padecer de malaria durante el rodaje, sufrió un ataque al corazón. Parece que el propio Coppola amenazó en tres ocasiones con suicidarse. Un huracán devastó el rodaje y Marlon Brando se encargó también de dar sus dolores de cabeza ya que después de haber firmado y recibido su anticipo, se negó a desplazarse a Filipinas y cuando lo hizo apareció con un exceso de kilos considerable y todo rasurado lo que hizo que tuvieran que adaptar la iluminación de sus escenas para no dejar entrever las dimensiones reales del actor.

Un infierno no solo para los ojos del espectador sino también para los que se encargaron de mostrárnoslo.

Richard Wagner - La Cabalgata de las Walkyrias

Una imagen deplorable de la guerra; frialdad, miedo, indiferencia, desesperación y supongo que mucha adrenalina con un sonido efecto arenga que la hace más impresionante aún. La película consiguió la Palma de Oro en el Festival de Cannes y dos Oscar de las seis nominaciones, el de Mejor Fotografía y Mejor Sonido.

Y comenzaría precisamente con El Final. Un capitán Willard con una misión, la de matar a un ex-boina verde que había organizado un ejército propio desertando del suyo y al que cada vez irá pareciéndose más según avanza la trama.

The Doors - The End


Feliz semana.

21 comentarios:

antiheroe dijo...

Coincido contigo en el tema de Doors, esa escena es de las mejores de la historia del cine, para mi gusto. Sabías que Martin Sheen es hijo de padre español y su verdadero nombre es Ramón Gerardo Antonio Estévez

Padme dijo...

Pues me alegra que coincidamos. Y no tenía ni idea de lo de Martin Sheen aunque con ese nombre más parece hijo de venezolano. Madre mía. xDDD

Gracias por la info. :)

A ver si esta semana estás más animado y encuentras algo que te haga dichoso, que madre mía tus posts. No dejas títere con cabeza. xD

RAÚL dijo...

un peliculón, de esas con escenas que se te quedan grabadas en la retina para siempre. enorme! por añadir algo más de martin sheen, tuvo dos hijos actores, uno charlie sheen, y otro emilio estévez. familia globalizada, vamos, aunque charlie es el que realmente ha triunfado, económicamente al menos (casi un millón de dólares por episodio de "dos hombres y medio" cobra, el amigo)

Padme dijo...

Cierto, raúl, escenas impactantes sobre este conflicto que permanecen en el recuerdo. Y la música...

Coño, que puestos estais con la vida del Martin Sheen. :)

Yo quiero un sueldo como ese por cada proyecto que implanto en Producción. Bueno, no me importa repartirlo contigo. ;)

Bon día.

argos dijo...

joder, si Wagner levantara la cabeza fliparía viendo transformados el casco alado de Brunilda en aspas de helicóptero!!

Me encanta. Coppola es un genio, y Conrad otro! Y Jim Morrison genio y medio!

Feliz semanita para ti también
muas

WOOD dijo...

"The end" es un tema que lo pongas de fondo en algo que guarde similitudes puede resultar sobrecogedor. Siempre he pensado que es el mejor tema de los Doors. "Apocalypse now" es a mi juicio una película a reivindicar mal que le pese a cierto sector purista. Besos.

Padme dijo...

Coño, argos, te has olvidado de mi que estoy a mitad de camino de la genialidad... xDDD (es una broma, evidentemente).

Yo creo que a Wagner, dados los tiempos que corren no le importaría que su obra acompañara esas secuencias.

Toda la razón, wood. El tema es apoteósico para determinados acontecimientos. A mi es de los que más me gustan de los Doors. Y si a los puristas no les convence la película pues allá ellos. Creo que tiene el suficiente reconocimiento sin necesidad de su opinión.

Besotes a los dos y buen día o semana. :)

ortiga70 dijo...

Hay secuencias que a uno no se quitan de la cabeza y que le vienen de vez en cuando, en pequeñas dosis.Te cuento una mítica de esta peli: viene el Coronel Bill Kilgore (Robert Duvall), tras bombardear el Vietcong a ritmo de las Valquikirias de Wagner, con el objetivo de cercar un río y poder Surfear:

"- Me encanta el olor del napalm por la mañana....Huele a...Victoria!!-"

Otra obra maestra mas, mi querida amiga

Si no has visto LA CONVERSACIÓN DE COPPOLA, te recomiendo que la veas cuando tengas un poco de tiempo, no te arrepentirás

Saludos!

Outsider dijo...

La música me encanta, la pelicula viene al pelo por lo que pusiste en tres monos, pues a esta, mensaje, no le falta.

De todos modos... son imágenes que lo único que consiguen es deprimirme.

Padme dijo...

Efectivamente orti, ciertas imágenes se quedan para siempre con nosotros. Es lo bueno de los peliculones. Nos acompañan siempre y vienen a nuestra memoria como un flash.

Gracias por tu recomendación. Ya me gustaría a mi poder ver las películas de las que vas hablando en tu blog. Qué envidia.

Outsider, la realidad es casi más deprimente que la película y esta desde luego que no cumple para nada lo que se exponía en el enlace. Por suerte no es una película ni española ni americana al uso.

Nanit.

Ivan Gil dijo...

peliculon....super epico, de ese que hace años ya no es politicamente correcto hacer y solo Mel Gibson sigue haciendo...sangre, violencia, honor y muerte, todo ello atrayente y bello.

el dia que yo entendí el por qué de esa atracción perdoné al pueblo aleman por caer engañados por el partido nazi(que no es lo mismo que perdonar a los nazis, malditos sean por siempre jamas)

La belleza y la atraccion de la epica...ah, Mel Gibson, Coppola, John Millius,Eastwood....los grandes

Padme dijo...

Al pueblo alemán y al pueblo de cualquier sitio se le engaña fácilmente, Ivan, ¿no te parece? Solo hay que saber elegir el discurso.

En lo de los grandes tienes toda la razón pero me pregunto quienes serán los grandes después de ellos. Que nos empiezan a abandonar y no veo grandes de repuesto.

Outsider dijo...

Es que todos los grandes fueron pequeños... y eso es lo que pasa... los grandes de mañana son los pequeños de hoy.

Padme dijo...

Bueno, eso el tiempo lo dirá.

Ivan Gil dijo...

sobre el repuesto de los grandes...dudo mucho que suceda mientras nos encontremos presas de esta decadencia moral y nihilista,

sobre el tema aleman, solo queria indicar la conexión estetica y por ello el peligro o tal vez inevitabilidad de que vuelva a suceder tarde o temprano.

outsider, me temo que no estoy del todo de acuerdo contigo....los grandes fueron pequeños pero no mediocres. los mediocres de hoy nunca seran genios. Por mucho tiempo que pase.

Outsider dijo...

A lo mejor es que son todavía demasiado pequeños y es nuestra propia mediocridad la que no nos permite ver lo que aún no son... entre otras cosas... porque aún no lo son... grandes digo.

No todos los pequeños de hoy serán grandes... lo único que puedo asegurar es que el grande que aparezca mañana... hoy no lo es. Y aunque es posible que no aparezca ninguno... es improbable... a la par de triste.

Padme dijo...

Bueno, yo guardo un poco de esperanza en el futuro, Ivan. Aunque reconozco que muy poquita. Pero dado que hay gente que es capaz de mirar las cosas con otra perspectiva, quizás sean estos pocos los que alguna vez nos sorprendan con la genialidad. Eso si, hace falta que les dejen hacer que muy probablemente sea que no.

Lo del tema alemán me produce escalofríos solo pensarlo pero lo cierto es que me produce tantos como otros temas que no es que vayan a suceder sino que ya están sucediendo.

Ivan Gil dijo...

Bueno, en realidad yo guardo mucha esperanza. La genialidad o mejor ddicho la posibilidad de que un artisto con talento con mayusculas pueda mostrar su obra es ahora mayor que nunca en la historia(debido al aumento de poblacion y a la globalización). Pero mientras no les dejen expresarse estaran en la sombra. Por fortuna, las modas vienen y van....es solo cuestión de tiempo. Y outsider, yo solo te recuerdo que miguel angel ya habia hecho la pieta a los 23? y mozart y einstein hicieron sus grandes obras antes de los 25...si por pequeños te refieres a los estudiantes o noveles de 20 añitos, entonces si estoy de acuerdo contigo.

Outsider dijo...

El término pequeño era más bien metafórico, pequeño se refiere al momento en el que aún no se les consideraba como unos genios... por ejemplo a mi aún me falta para ser grande... pero tu mismo has fijado la edad a la que se hicieron grandes todos esos artistas, y con ellos otros muchos antes de serlo... no lo eran.

Señorita Puri dijo...

He leído que en Cannes Coppola presentó la peli de la siguiente manera. "Esta no es una película sobre la guerra de Vietnam. Esta película ES la guerra de Vietnam"

Hace muchos años vi en Canal Plus el making of, pero no la típica chorrada de 20 minutos, sino 2 horas rodadas en cine llamadas El Corazón de las Tinieblas que sigo buscando como loca. Un flipe de documental, donde Charlie Sheen, atacao y medio loco porque lleva un año rodando en la selva, se lia a romper cristales con la mano y bañado en sangre, y para rematar, le da un infarto. todo rodado. brutal.

Padme dijo...

Efectivamente, así es como la presentó. Sé que con posterioridad Coppola resucitó la película añadiendo 45 minutos más al film inicial e imagino que 16 meses de rodaje infernal debieron de dar para hacer unas cuantas películas y entre ellas la del propio rodaje.

Beso.