miércoles, 18 de marzo de 2009

Paul Simon & Art Garfunkel: una esencia muy añeja

Hace mucho tiempo que no publico el post de las Antiguas Esencias con el que dije que empezaría la semana pero es que llevo un par de semanas que estoy un poco p'allá y bastante descentrada. Este fin de semana vi al final la otra película que quería ver y de la que no he hablado nada (ya lo haré, supongo). En su BSO está una de las canciones que dio fama a este grupo y pensé que podía ser una de las Esencias pero coincidió que Milhaud en su blog también publicó una entrada sobre ellos, así que casi lo dejé aparcado. Hoy no sé porqué pero al final he decidido retomar mi idea inicial y aquí están.

Unos chicos de Nueva York, compañeros de clase que inicialmente y cuando yo aún ni siquiera había nacido (menos mal), formaron un dúo con el nombre de Tom y Jerry (je, de esto me acabo de enterar). Hablamos de 1955 y ellos tenían 16 añitos. En 1958 se separan cuando acaban el instituto y sería en 1963 cuando volverían de nuevo a unirse ya con sus nombres originales y grabarían el álbum que incluía el tema The Sound Of Silence en 1964, tema que entraría en las listas de grandes éxitos en el 65 y que alcanzaría el número 1 en el 66 cuando el grupo volvía a estar separado y que volvería a unirse tras el éxito de esta canción. En el 67 esta canción junto con otro de sus grandes éxitos Mrs. Robinson formarían parte de la banda sonora de otro peliculón El Graduado.

Simon & Garfunkel - The Sound Of Silence

A partir de ese momento, siguió una larga lista de éxitos, varios Grammys a lo largo de su carrera y unos cuantos años de gran actividad. Exitos como The Boxer, Bridge Over Troubled Water, Scarborough Fair, El Condor Pasa, Cecilia y un sin fin más.

A mi casa, antes de que apareciera el primer tocadiscos llegó un aparetejo que me fascinó y que fue mi primer radio-cassette. Bueno, realmente no era mío pero no tardé en apropiármelo y recuerdo que la primera cinta que tuve fue precisamente con los grandes éxitos de esta pareja. Una de las canciones que me traslada a esos días en los que me tumbaba a escuchar música es precisamente esta.

Simon & Garfunkel - Bridge Over Troubled Water

Yo he vivido hasta que me fui de casa de mis padres en uno de los pulmones de la capital. Cruzaba la calle en la que vivía y estaba en pleno campo porque mi barrio estaba rodeado por la Dehesa de la Villa y aunque parecía el fin del mundo cuando mis padres compraron allí su piso siempre he pensado que no podía haber vivido en un lugar mejor dentro de Madrid. Yo no sé lo que es vivir rodeada del bullicio de la capital ni del mogollón de la gente y los coches (vamos, no podría vivir ahí) ya que me he criado en una zona que desde hace unos años se están cargando también para hacer carreteras, tuneles y chalets (una pena, la verdad) pero que yo la pude disfrutar en su estado más virginal. Si te alejabas un poco de lo que estaba más cerca de los edificios te encontrabas en plena naturaleza sin ruido más que de pájaros y crujir de ramas a tu paso así que mis amigos/as y yo los fines de semana nos escapábamos en cuanto que venía el buen tiempo y nos hacíamos lo que ahora se llama el botellón pero más sano y en plena naturaleza, con músiquita que siempre llevaba alguien. Y entre esa musiquita también estaban algunos temas de estos señores que me traen el recuerdo del primer niño con el que salí. Ainssss, qué nostalgia.

Simon & Garfunkel - I Am A Rock


Bueno, a mi no me habían maleado aún, así que yo de roca no tenía nada que era una niña muy tierna y empezaba a enterarme de lo que era el mundo. Y en esos años además, siempre disfrutando.

4 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Jo, que pasada, todavía recuerdo el final de la película el graduado. La música es la mas apropiada para la banda sonora.

Después por separado Simon si que ha tenido grandes exitos no así Garfunkel.

Me gustó mucho tu relato de hoy, incluso por un momento me pareció un buen capítulo de Cuentame.

Milhaud dijo...

Impresionante entrada Padme. Son un dúo sublime, como ya comenté en mi blog, con canciones que nos han hecho vibrar a todos, y seguirán haciendo vibrar a muchos por los tiempos.

De las que pones hoy, me cuesta elegir, pero siempre adoré el mensaje de "Bridge Over Troubled Water", el mayor himno jamás cantado a la amistad en su último disco como dúo.

Magistrales

Padme dijo...

Pues si, es que Cuéntame y yo vamos muy de la mano. xDDD

Paul Simon las veces que estuvieron separados que fueron unas cuantas es que se dedicó de lleno a seguir con su carrera musical mientras que Garfunkel hizo algún pinito pero que se quedó en eso.

Padme dijo...

Anda mira, Milhaud, estaba escuchando la canción de The Killers que has puesto en tu post de hoy mientras que contestaba a Javier y se me ha metido por medio tu comment. :D

Bueno, supongo que siempre habrá gente a la que siga gustando este grupo ya que tienen temas dignos de sobrevivir al paso del tiempo. Me alegra que te haya gustado el post.

Pásalo bien en tu concert de Barna.