martes, 28 de julio de 2009

Pensamientos circulando

Acabo de salir del trabajo para ir a recoger a mis hijos a ese Campus de Baloncesto para el que estuve nueve horitas haciendo una cola de tres pares de... En el coche suena ahora mismo no sé muy bien qué porque de pronto mi mente se va por otros derroteros. Miro el espejo retrovisor mientras me cambio de carril y me viene a la memoria eso que llaman el ángulo muerto y me pregunto si lo de muerto será porque si te descuidas es así como acabas. Me resulta curioso que mirando el espejo, algo que parece tan pequeño, seas capaz de visualizar tal cantidad de espacio y sin embargo, en un momento dado, un coche de un tamaño considerable pueda colocarse en un punto exacto del espacio-tiempo en el que es del todo imposible visualizarlo como si se hubiera echado encima la capa de invisibilidad de Harry Potter. Porque tu miras y no está pero una fracción de segundo después aparece en toda su magnitud como tragándote.

De pronto una moto aparta estos pensamientos de mi cabeza. De paquete una chica cuyo vestido no debe ser demasiado largo pero ni siquiera se ha preocupado de sentarse medianamente sobre él de forma que el aire caldorro que sopla hoy por aquí unido al propio que genera el movimiento de la moto hace que el vestido vaya en volandas dejando al aire el culo y el tanga de la susodicha en todo su esplendor. Vaya carcajada que me ha hecho soltar. Oye, tran fresquita que debe ir. Y luego me tachan a mi de exhibicionista. Jajajaja. Pues de nuevo la tengo a la par de mi coche y joer, hasta la celulitis se le puede apreciar. Si fuera un bellezón llevaría escoltas, guardaespaldas y cualquiera que se cruzara por su camino. Bueno, se van por otro lado y yo sigo a lo mío.

Esta no era, eh? Esta lleva hasta escolta policial que parece que le va a preguntar algo.

Entro ahora en el municipio "amante desesperado de los badenes". Cada tres metros de carretera, badén que te crió. Una señal te indica ya lo que te espera y te prohiben superar los 20 Kms/h. Yo desde luego no sé siquiera si llego a los 15. Frenazo pal canto justo antes de subir la pendiente escarpada del badén y luego haciendo rappel el descenso del otro lado. Un poco pasada de velocidad y los otros coches no sé, pero yo desde luego me quedó allí con los bajos del coche plantados a modo de maceta. Así que frenazo de nuevo, tira parriba, luego pabajo, acelera un poco, frenazo otra vez y vuelta a empezar con el mareo. Cuando llegas a destino tu cabeza tiene la sensación de haberse dado un paseito a lomos de los caballitos de la feria. Buffff, qué calorazo y el aire del coche que se me ha estropeado justo cuando ha empezado este verano asfixiante. En invierno no se estropea porque como no lo necesitas... Pal invierno ya le tocará a la calefacción. Pues nada, antes de recoger a los niños un cafetito con hielo. Hala, otro culo al aire. A la de delante no le ha dado tiempo de pillar la faldita y to p'arriba.

- ¿Qué quiere la joven?

Sonrisa. Joer, ¿me lo dirá en serio este tío? O ha sonado con cierto retintin lo de joven... Pues mira, un cafetito con hielo para mi y otro para ti, que te lo has ganao. Vamos mejorando. Hemos aparcao lo de señora para otro rato. Bueno, que me voy a tomar el café que se me deshacen los hielos y al final me lo tomo tan caliente como el tiempo. Chau.

Como me gusta escuchar esto, oye.

It's Immaterial - Driving Away From Home

2 comentarios:

Jon Basto dijo...

¿Has escrito esto mientras ibas conduciendo, joven?
El aire acondicionado, no suele averiarse en invierno porque no se usa. Normalmente las cosas se estropean cuando se usan (NORMALMENTE, que bien sienta que se rompa algo cuando mas lo necesitas)... todo forma parte de la ley teórica de la probabiladad (creo). Besos.

Padme dijo...

Si, chavalín, mientras que iba conduciendo se lo iba contando a mi ordenador personal que se encargaba de transcribirlo. Que le tengo muy bien enseñao. xDDDDDD

Como que en invierno no se usa el aire acondicionado. Pues yo le doy de vez en cuando. Cuando me acaloro. Jeje. Y te doy la razón en que para la mayor parte de los mortales el hecho de que se estropee el aire acondicionado en verano forme parte de la ley de la probabilidad pero en mi caso forma parte de la ley de murphy. Que tengo un calor que te mueres y no lo soporta ningún bicho viviente..., pues dale al aire acondicionado ya verás como el tuyo, tonta, no funciona.

Es así. No hay que darle más vueltas al asunto. xDDDDD

Más besos para ti.