miércoles, 1 de julio de 2009

Una enciclopedia para tanta prohibición van a tener que publicar

Estaba hoy buscando información sobre el "cerdo" del Clooney, que no es por llamarle cerdo al chico, sino porque el amigo tenía un cerdo, algo que ya contaré otro día, porque hoy me he encontrado con un enlace a otra noticia que trataba sobre la prohibición en las playas de Valencia de consumir cualquier tipo de bebida alcohólica. Me encanta, oye. Lo de la palabra prohibición es algo que a estos gobernantes se les da de miedo utilizar. Podían utilizar más a menudo prevención, conservación, detención (que entre sus colegas tienen a muchos que detener...), pero no, es mucho mejor la prohibición. Ya tuvimos que padecer la prohibición de fumar en prácticamente todos los lugares de este mundo, salvo en nuestro propio water, pero bueno, eso me puede parecer coherente por el posible mal que hacemos a los que están a nuestro alrededor. Pero, ¿que mal le hace al vecino de sombrilla el que yo me coja un melocotón mientras que no le moleste lo más mínimo? ¿O que me apetezca disfrutar del murmullo del oleaje mientras saboreo una cerveza fresquita? Dicen que lo que pretenden es evitar la venta ilegal. Pues evítala, oye. Dedícate a decomisar las latas que de forma ilegal se venden en las playas y os las llevais a las comisarías. Seguro, además, que tanta lata decomisada desaparece en un pis-pas como desaparece de las comisarias tanto alijo de droga decomisado. Como si un vendaval entrara de repente por una ventana inexistente haciendo desaparecer por arte de birlibirloque (je, la palabra birlar vendrá de esta?) tantos gramos de coca como se intervienen. Pero bueno, esa es otra historia más.


Añaden también que pretenden evitar el botellón playero. Es decir, haz el botellón enfrente del paseo marítimo pero no en la playa porque está prohibido y luego... te puedes ir con el cebollón a la playa para bajar un poco "la calor" de la ingesta. Es para que no nos ahoguemos, dicen también. Porque resulta que si te pillas la tajada en la disco y luego te vas a la playa a darte un chapuzón, pues no te ahogas. Pero si es en la playa donde la has pillado, perecerás víctima del alcohol fijo. Joer, también se ahogan los que comen por cortes de digestión y que hacemos entonces, ¿nos van a prohibir comer? Vamos, que no tienen ni puñetera idea de como controlar a los lateros y parece que es más fácil solucionar el problema prohibiéndonos a todos disfrutar de un rato de relax como nos salga de las narices. Matar moscas a cañonazos nunca es buena idea pero aquí siempre se invierte más en ese tipo de soluciones que en algo que resulte medianamente razonable.

Respirar, aunque sea esta mierda de aire contaminado, aún puedo, ¿no? Para cuando no se pueda me lo decís con tiempo que ya me hago yo solita el hara-kiri. Parece que todo lo que sea disfrutar, a algunos les molesta un huevo.

No entiendo como este tema no ha estado nunca en mi blog. Un tema que forma parte de un ritual que mantengo con mi sobrinita de dos años. Es el tema que suena en mi móvil desde hace ya más de un año cada vez que alguien me hace una llamada y a mi sobri le gusta tanto que cada vez que me ve, me pide que se lo ponga. Lo tengo que seleccionar y ella entonces se sube en mis piernas, coge el movil con sus manitas y lo baila contoneándose como su cuerpo la permite con dos añitos. Es una chulada, tan enana. El tema me ha llegado en dos ocasiones desde Valencia. La primera hace ya unos añitos y la última hace tan solo unos días y como es una versión más extendida, pues mejor para mis oídos.

Then Jerico - Big Area


PD - Si alguien sabe de alguna islita a la que pueda ir a disfrutar de todas esas cosas que aquí no me dejan, por favor, que me lo diga.

9 comentarios:

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

padme, las reglas las hicieron para saltárselas. ¿conoces aquel refrán que dice, que el joven conoce las normas y el viejo las excepciones? pos eso ;-)

que les den.

beso y eso.

Padme dijo...

Desde luego q no pienso dejar de tomarme una cervecita cuando me de la gana a la orilla del mar. Que a mi precisamente lo que más me gusta es hacer aquello q se empeñan en que no haga.

Pues que les den dos veces, bastet.

Un beso.

Arkangel dijo...

Pero en cambio, en el chiringuito que hay a 10 metros del agua, si que puedes enzarparte todo lo que quieras..claro a 4 euros la caña y a 230097 euros la ración de gambas a la plancha, que encima son congeladas..

Padme dijo...

Ya te digo, pero tu no te preocupes arkangel porque como esas cervezas no son de botellón, pues no te vas a ahogar. La cebada del chiringuito te mantiene a flote.

Coño, ha dolido el precio de la ración de gambas, eh? Jajaja.

Besos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

no, a mi me da, que lo que le ha dolido, a ese precio, es que fueran congeladas jajjajajajjajajajaj

Jon Basto dijo...

El estado sólo tiene dos funciones:
- recaudar, mediante impuestos y sanciones
- decirnos lo que debemos, o no debemos, hacer
Supongo que los lateros de la playa no pagan los suficientes impuestos por lata vendida, pues son ilegales... los de los chiringuitos, sí.
Besos

Padme dijo...

Bueno, pues ya estamos nosotros para hacer lo que nos dé la gana sin que tenga que venir nadie a decirnos lo que hay que hacer.

Está claro, que lo chiringuitos pagan sus impuestos y los lateros, no. Pero ese no es un problema mío, sino precisamente de la policía. Que hagan lo que tengan que hacer pero sin fastidiar a los que no hacemos nada ilegal, digo yo.

Un beso.

argos dijo...

pues sabes qué? que yo también mantengo con mis sobrinas ese tipo de rituales! a ver si va a ser algo familiar...:)

me encanta este tema, tanto tanto como estar libre de obligaciones para poder visitarte, muuuas!!

Padme dijo...

Pues no sabes la ilusión que hace que me visites que te echaba yo de menos, xavalita.

Es que somos unas tías estupendas, argos. Va a ser algo de familia, si. ;)

Besote fuerte.