jueves, 24 de septiembre de 2009

Dios evidentemente no existe o es un puto cabrón

Tan solo hace unos meses publiqué un post en el que hablaba de la pérdida del hermano de un compañero/amigo de mi curro. Este amigo con el tiempo y la reestructuración de la empresa volvió de nuevo a mi lado. Raúl desde hace unos meses es mi compañero de mesa y he vivido a su lado con toda la pena del mundo el inicio de la enfermedad que hoy sin remedio se ha llevado de nuevo a otro de sus hermanos. Ya no se me ocurre qué decir, ni siquiera he sido capaz de enviarle un mensaje en el móvil donde explicarle aquello que siento. Tan solo un nudo en el estómago, tan solo la pena y el dolor por lo que están pasando los que aquí se quedan para recordarle, tan solo una visión borrosa del teclado de mi móvil desde el que conseguir enviarle un beso muy fuerte. Y no me quedan ganas de más.

Hace no mucho le robé a Orti esta canción y le dije que la utilizaría en el blog cuando escribiera algo que me saliera del corazón. Hoy del corazón me salen muchas cosas pero soy incapaz de escribirlas y apenas soy capaz de distinguir lo que escribo.

Archive - Again (2002)

7 comentarios:

Yáñez dijo...

Sí Padme, esto es uno de los peores acontecimientos que puede pasar en la vida de una persona y una de las causa que demuestra que dios (con minúscula) no existe.
Besos.

Padme dijo...

Un putadón ver morir a tus hermanos y además no saber si también te va a tocar a ti. Eso es lo que está viviendo mi amigo desde hace un año.

Gracias, yañez. Besos.

WOOD dijo...

Joer, sin palabras. A veces las desgracias se ceban en una persona cuando menos te lo esperas. Besos, Padme.

Jon Basto dijo...

Ya lo dijo no se quien, cuando las cosas se tuercen... se tuercen de verdad. Cuando muere un ser querido nada te puede consolar, lo se por propia esperiencia, pero la vida continua y hay que seguir como se pueda.
Un abrazo.

Padme dijo...

Gracias, WOOD. Sin palabras para mi amigo es como me he quedado yo. Besos para tí. Pásalo bien.

Al final es una experiencia que en algún momento nos toca vivir, jon y desde luego que el cariño de la gente ayuda pero tu dolor ahí está acompañándote hasta que con el tiempo deja de doler. A mi amigo es que no le han dado tregua. Perder a dos hermanos en siete meses es un palo muy gordo.

Un beso. Disfruta.

klimtbalan dijo...

Eso mismo pensé yo hace quince días, cuando mi amigo Wito, salió a pasear en su moto, y no volvió!!
http://www.requesound.com/noticia.asp?param=763

Padme dijo...

Muy duro, klimtbalan. Pero a veces no sé que es peor. Saber que te vas a morir y tener que prepararte para ello y a la vez preparar a los demás. O desaparecer de este mundo de un día para otro sin tu pena ni la de los que te rodean. No sé. De cualquier forma, el tiempo es necesario para curar todas las heridas.

Un beso muy fuerte para ti.