domingo, 26 de julio de 2009

Eso es amor y lo demás... ¿tonterias?

Carmen tenía 25 años cuando llegó al condado de Devon (Inglaterra) a través de un programa de intercambio. Allí conoció a Steve, un chico de 25 años como ella con el que viviría una historia de amor durante el año que permaneció allí y que finalizó al tener que trasladarse ella a París para trabajar. Steve jamás olvidaría a Carmen y unos años después en un intento desesperado por dar con ella y recuperarla, le escribió una carta que enviaría a casa de los padres de Carmen. Su madre dejó sobre la repisa de la chimenea la carta para su hija y el destino quiso que la carta desapareciera de allí y el amor de Steve permaneció sepultado entre las piedras. Más de diez años vivió el amor de Steve al lado de Carmen sin esta saberlo hasta que unas obras para retirar la chimenea lo hizo reaparecer.

Carmen leyó nerviosa la carta más de diez años después sin saber si Steve seguiría aún sintiendo lo mismo, sin saber si debía llamarle o dejar la carta y el recuerdo de nuevo sepultados. Cientos de veces cogería el teléfono para colgar al momento sin decidirse a dar el paso necesario para despejar sus dudas. Tenía 42 años y no había encontrado el hombre de su vida porque ese hombre lo llevaba en su corazón y al final fue su corazón quien le hizo coger el teléfono y llegar hasta el final.

Unos días después de la llamada se veían en París. "Cuando nos reencontramos fue como una película. Corrimos por el aeropuerto hasta caer el uno en los brazos del otro. En 30 segundos (...) nos estábamos besando", contaría Steve hace unos días después de su boda.

Eso digo yo, "como una película". A veces uno tiene la suerte de tropezar con el amor de su vida. Siempre he pensado que las probabilidades de que eso ocurra son muy escasas pero hay gente realmente afortunada y me gustaría pensar que esta pareja que reanuda una historia diecisiete años después, lo son. Temita remember para el post.

John Wesley - Lover Why

13 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Ese es el final que todos deseamos, debe de ser que he visto demasiadas películas Disney pero... que bonito, la historia y el relato corto. Te dejo que voy a secarme las lagrimas, sniff, sniff...

jordi dijo...

Si que es bonito, si. Me ha encantado. Hace poco ley otra historia de esas que te dejan con el corazon escondido. Se trataba de un campo de concentracion, podria ser Auswitch, pero no me acuerdo del nombre. La historia de amor era entre un prisionero y una chica alemana. Ella cada dia le lanzaba a traves de la verja una manzana de un manzano que habia al lado, para que el pudiera comer, y asi cada dia de los meses que el paso en el campo. Ella llegaba y le tiraba una manzana. Se miraban , y no decian nada el uno a la otra. Mas tarde los americanos lo liberaron a el. Y fue en busca de esa chica rubia y... Te imaginas el resto. Si no fuera porque cerca del campo no habia ni manzanos ni chica rubia. Todo fue un burdo invento. Pero a muchos nos hizo soñar. Besote

Arkangel dijo...

Demasiado romantico para mi..voy a beberme algo fuerte (otra vez).

Padme dijo...

Jejeje. Bueno, que conste que no me lo he inventado, eh? Es una noticia del periódico. No he puesto el enlace pero para el que lo quiera:

http://es.noticias.yahoo.com/12/20090720/tod-la-carta-de-amor-perdida-reune-a-una-43e76bb.html

Arkangel, hijo, vaya pedales que te vas a pillar a cuenta del blog. xDDDDD

Feliz semanita romántica. ;)

Padme dijo...

Por cierto, Jordi y bueno, alguno más que me ha añadido en el facebook como amigo. Que me di de alta hace mogollón pero que ya he contado aquí alguna vez que salí pitando y no pienso aparecer por ahí.

No es por haceros un feo, es que no soporto esas redes. Así que, no os lo tomeis a mal.

Besos.

Donna_Regina dijo...

Preciosa historia! Yo que soy de entrada bastante esceptica en el amor y poco nostálgica y melancólica para más inri ( lo de para toda la vida y tal...y que buenos tiempos y recuerdos...etc...) me ayuda a tener esperanza en encontrar algo tan bonito como esta historia....aaayyyy es que romántica lo soy un rato!! ;)

En fín...igual la ilusión y la esperanza ha permitido mantener esa llamita encendida e igual con el paso del tiempo entran en la monotonía en la que se acaban convirtiendo la mayoría de las relaciones...esperemos que no...que se nos rompe el encanto del cuento!!

Un abrazo!

Padme dijo...

Amiga, en eso me parece a mi que coincidimos unas cuantas de las que nos paseamos por aquí. No nos creemos que pueda ser cierto, pero nos gustaría, ¿verdad? Bueno, supongo que de alguna forma, nos gusta a todos. Pero yo también soy bastante escéptica con lo de para toda la vida.

De cualquier forma, como el final de esta historia ya no será noticia, le podemos poner el final que queramos. Y yo apuesto porque ahora pasen otros 17 años más deseándose como lo hicieron hasta ahora. 17 años es toda una vida, no? No le vamos a pedir peras al olmo!!! Jeje.

Besos y siga usté disfrutando de la semanita de relax. ;)

argos dijo...

y corrimos por el aeropuerto... (que poco romántica que soy) xDDDD

el temita remember, me encaaantaaa!
muas

yessycure dijo...

Vaya historia!!! jeje, a veces pienso que si me gustaria algo asi, pero el pensar las mañanas con la misma persona el resto de mi vida....

jeje, mejor no arruino la atmosfera que se ha creado, besos Padme!!

Jon Basto dijo...

Qué historia mas guapa. Que pasada. Besos.

Padme dijo...

Bueno xavalita, visto el romanticismo que te envuelve, puedes interpretar lo de "y corrimos por el aeropuerto..." por el lado pasteloso o por el lado bastorro, no hace falta más que le añadas: "y nos corrimos por el aeropuerto..." para darle un aire totalmente distinto a gusto del consumidor. xDDDDDD

Aysss, qué cositas que me haces decir. :p

No te preocupes yessycure que la atmósfera la acabo de arruinar yo con la respuesta que le he dado a mi amiga argos. :)

Lo malo no son solo las mañanas, nena, sino todas las noches y las tardes y todos y cada uno de los días de tu vida. Bufff, no sé, entran ganas de salir corriendo, verdad? Jajajaja. Como somos, joer.

No, si la historia wapa si que es Jon, así contada en unas cuantas líneas queda hasta guay. Parece de película de cine con final feliz y acaramelado. Será verdad que existen estas cosas y que son para siempre? O al final ese para siempre se convierte en un abatimiento y me conformo con lo que tengo que para qué me voy a preocupar de más aunque no es lo que yo esperaba. Que conozco yo cientos de historias así.

Bueno, romántico ha quedado, eso no lo podemos negar. :)

Besotes.

Zorro de Segovia dijo...

bueno, puede ser amor. También puede ser que ambos tuvieran remalasuerte en sus ralaciones posteriores y .. ya se sabe, echas de menos la anterior que te salió buena.

Padme dijo...

Pues también podría ser, Zorro. Como al final nos quedaremos con las ganas de saber como va esto, pues cada uno que piense lo que quiera. :)

Beso.