jueves, 19 de febrero de 2009

El viaje de la vida

Acabo de recibir un correo en el que una de las secretarias nos comunica que se ha muerto el hermano de Raúl, uno de esos compañeros/amigos del trabajo. Estaba viendo los vídeos chorras que suele enviarme mi hermano todos los días al mediodía y entre correos de chistes y curiosidades estaba este otro. Ya sabíamos que era algo que iba a suceder en breve pero siempre cuando llega ese día como que a uno se le atraganta todo. No voy a dar muchas explicaciones ni a comentar nada sobre el tema. Solo que el hermano de Raúl era un chaval con toda una vida por delante.

Cuando he vuelto a mi mesa he abierto otro correo que tenía este otro vídeo y me ha parecido un bonito viaje de despedida de este mundo al que venimos tan solo un poquito de tiempo. Tiempo que deberíamos saber aprovechar. No quieres que vayamos a verte así que cuando tu vuelvas nos encontrarás aquí esperándote. Un beso muy grande para ti y tu familia.


6 comentarios:

RAÚL dijo...

uno se queda sin saber qué decir ante cosas así. ánimo para raúl.

Padme dijo...

ya, raúl. perder a la gente resulta un poco duro y cuando la gente que se va es aún muy joven parece más duro aún. gracias.

djpedrus dijo...

Bonita música para un recuerdo, que es lo que realmente hay que conservar de alguien perdido...

"la vida es justa", cuantas veces habré visto&oido esa frase... por desgracia, la vida no es nada justa


Salu2

Padme dijo...

No, no lo es para nada, djpedrus. El vídeo junto con su música me parecieron que llegaban en el momento oportuno. Era lo justo dedicárselo.

argos dijo...

da igual que la pérdida (en cierta manera) sea esperada, los primeros días la tristeza y los recuerdos se enganchan como las cerezas, y una tira de las otras.
Seguro que tu amigo las irá separando y se queda con lo buenos recuerdos, mucho ánimo.

Y muchos besitos para ti
nasnoches

Padme dijo...

Todo al final es cuestión de tiempo, argos. Que alegría tenerte por aquí así, un día inesperado.

Nunca se olvida a la gente que se va perdiendo por el camino, pero hay que dar tiempo para que su recuerdo ocupe un nuevo lugar.

Besotes de casi finde.