viernes, 5 de diciembre de 2008

Cerraste los ojos...

Esta mañana de viernes el tiempo se ha detenido para la mujer de un compañero y a nosotros nos ha mudado el semblante y el corazón nos ha dejado de latir de repente. Estábamos con la euforia propia de los viernes, con los primeros cafeses llevados a la boca mientras se hablaba de lo que hacer con estos días festivos cuando ha sonado un teléfono rompiendo el alboroto matutino previo al inicio de faena.

- Mamá no se despierta.

Eso es lo que al otro lado del teléfono ha escuchado, Luis, que acto seguido se ha marchado con otro compañero hacia su casa. En menos de media hora el teléfono volvía a sonar y todos conteníamos la respiración. El corazón de la mujer de Luis se paró esta mañana de viernes sin llegar a ver unos rayos de sol que hoy batallaban con grises nubarrones intentando iluminar un día que no imaginábamos tan triste como este. El silencio se ha apoderado de la oficina y el que más o el que menos medita sobre la vida y la muerte.

Finalmente, los rayos de sol han ganado la batalla a las nubes y en estos momentos entran a raudales por los ventanales inundando de luz y de esperanza nuestra oficina.

Un beso muy grande para Luis y sus hijos.

5 comentarios:

ordago13 dijo...

grandisimo texto

El Dueño de los Cajones dijo...

Fuerte.

jordi dijo...

Estoy con Ordago y con el Dueño, fuerte y grande. Seguro que pronto ve el cielo azul. besote

joan antoni dijo...

Es triste y difícil de aceptar, pero la vida es así y nos guste o no, tenemos que aceptarla como es.
A veces, como en éste caso, además, es injusta.
Pero es así.
Lo siento de veras por Luis y su familia. Desde aquí mi mas sincero apoyo.

P.D. Siento utilizar este post para comentar acerca de algo que no está en el hilo de lo que se trata, pero ya que lo ha comentado ordago13 y El Dueño de los Cajones, no puedo por menos que unirme a ellos.
Padme, la manera en la que has escrito tu post, es prácticamente soberbia. Grande como dicen. Y añadiría, poética, descriptiva, pero a al vez enormemente sencilla.
Tienes una manera de escribir que sencillamente me encanta. Y en algunos casos, como ha sido este, un destello de perfección.
Sigue así. Repito, me encanta.
Un abrazo.

Padme dijo...

gracias a todos. la verdad es que yo el viernes me quedé helada con la noticia y con como ocurrieron las cosas, supongo que igual que muchos y tal cual me sentí así lo escribí.

me alegro que hayas vuelto a comentarme ordago13 porque había perdido la dirección de tu blog. lo mismo que al Dueño de los Cajones.

no he tenido muchas ganas ni de postear ni de pasarme por aquí así que me vais a disculpar.

jap, muchas gracias por tu PD, es que siempre me has mirado con muy buenos ojos.

besote también para tí, jordi y para todos.