martes, 3 de marzo de 2009

Caldeando el frío ambiente. Una chimenea en mi blog


Hace unos meses soñaba precisamente con esta imagen. Más que con la imagen, con la posibilidad de tener ante mí una buena chimenea con la que relajarme. Siempre he sentido atracción por el fuego y las veces que he estado ante una chimenea he pasado el tiempo sin conseguir despegar la mirada de esas llamas que se elevan como ejecutando alguna danza de aquelarre. Ese calor que desprende acaba siempre por caldear mi espíritu y por llenar de gozo todo mi ser. Esa visión de las llamas me induce a soñar con esos mundos que solo viven en mi. El chisporroteo de la leña, la caída cadenciosa de los troncos que se van consumiendo, el olor que impregna el ambiente, todo ello acaban por hacerme flotar y perder la noción del tiempo y del espacio.

Ultimamente me encuentro muy desubicada en todos los sentidos así que he decidido para mi disfrute traer hasta aquí esa chimenea con la que sueño en aquellos momentos en los que quiero salir corriendo y abandonar este mundo. Hoy necesitaba una chimenea en mi blog.

Cuando las cosas te superen, ven a disfrutar de esta chimenea si quieres.


Voice Of America - I Will Tell

15 comentarios:

mariajose dijo...

uff la casa donde vivia antes, tenia una chimenea, eso es una gozada poder disfrutar del fuego, ahora no la tengo y la verdad es que la echo de menos algunas veces, en fin todo no puede ser.
pero en mi proximo traslado de vivienda, "no se los años que pasarán" creo que lo primero que miraré es si tiene chimenea o no!
saludos

ortiga70 dijo...

Yo tengo una casa en un pueblo de la sierra de Huelva (junto a Jabugo) que tiene una chimenea ENORME!!....Allí puedes incinerar un ser humano si quieres...

Aquí en Cádiz, me "avío" con la catalítica
XDDDD

Padme dijo...

Pues si, mariajose, si puede ser con chimenea pues mejor.

Ortiiii, yo viendo el lado romántico de las candelas y tú hablando de incinerar seres humanos. Pues que sepas que me lo he apuntao que a más de uno incineraría yo. ;)

Besotes "aviaos" para el día. :)

markoz dj dijo...

Primera parte de la historia:
Hace un par de años no compramos mi novia y yo un chalet, en el cual vivimos muy tranquilos...
El chalet tiene chimenea, pero ella no me la deja encender si no es con un "cassette" porque si no "se pringa tó".
Segunda parte de la historia:
En la universidad tenía un compañero de piso (Chema, para más señas), el cual pese a los años sigue siendo amigo mío y seguimos teniendo relación. Él es de Caravaca de la Cruz, y trabaja en la empresa familiar. Esta empresa se dedica a la fabricación de chimeneas, estufas, etc... de muy buena calidad (la marca creo que es "Arpía", y la podeis encontrar en bastantes ferreterías).
Desenace de la historia:
Este fin de semana viene a pasarlo de marcha a Alicante con nosotros, y de paso tomar medidas y hacernos un "cassette" a medida que va a ser la envidia de Padme para el próximo invierno!!!!
El frío que hemos pasado este invierno no lo he pasado en mi vida! ni radiadores eléctricos, ni e gas, no estufas de butano... voy a hacer una instalación que lleve mediante turbinas el aire caliente de la chimenea a las habitaciones y al resto de la casa...
Cuando la encienda por primera vez colgaré la fotillo.

markoz dj dijo...

Por cierto, me he comido letras...eso es porque el teclado empieza a decir "basta" y tengo que cambiarlo por otro.

Padme dijo...

Es posible que ese tipo de chimeneas sea más práctico para calentar una casa pero yo preferiría tener una chimenea de las de toda la vida. Encenderla solo en momentos especiales para disfrutarla (aunque "se pringue tó") y utilizar otro tipo de calefacción para el resto de momentos.

Perder el contacto directo con el fuego hace que todas esas sensaciones de las que he hablado en el post se diluyan tras un cristal. De cualquier forma, es bonito tener una chimenea de esas que dices markoz pero no para los momentos de los que hablo. ;p

Padme dijo...

Ya sabes markoz que con esté la primera y la última, las de enmedio nos las imaginamos. Se entiende perfectamente tu comment. :D

RAÚL dijo...

es que ese chisporrotear candente te templa el alma y tó. de todas formas, la primavera (aunque parezca mentira) está ahí mismo ya, eh?

Padme dijo...

Verdad? Pues te advierto que aunque la primavera esté a la vuelta de la esquina no me importaría nada encender una buena chimenea y quedarme ahí pegada un buen rato mirándola.

Besote.

El Tigre de Mompracem dijo...

Hola amiga Padme!.

Uff!. Me apunto a la chimenea!. Espero que me acoja un ratito!.

Un besazo

Padme dijo...

Claro que si, tigre, todos los ratitos que necesites.

Ya sé que llevas una racha también de subirse por las paredes. Una profesión muy ingrata la tuya. Ya nos queda poco para que luzca el sol, ya verás.

Besote.

yáñez dijo...

Padme, las chimeneas son como las personas, tienen que estar bien hechas para tirar bien, si no te empapuzan, te llenan de humo los pulmones y hasta puedes perder el sentido (y además ensucian las paredes), pero es cierto que no hay nada mejor que el calor del amor en un bar (que cantaba Gabinete Caligari) y una buena chasca en una chimenea y si esta es francesa no quiero ni pensar en el gustito que tiene que dar, que Efesto y Afrodita te acompañen (bueno y otros dioses más).

Padme dijo...

Bueno, claro, yañez, pero ya que nos ponemos a imaginar chimeneas pensemos en las que tiran "como un tren" y por supuesto frances-a para que de más gustito.

Por cierto, los dioses pa tí. A mi déjame la chimenea y un buen tiarrón para disfrutarla. ;p (pero se agradece, eh? xDDDD )

Outsider dijo...

A mi me habría venido bien tener esta chimenea estos días, pero con su cabaña, los cristales empañados y una nevada que no permitiera a nadie entrar... a veces me gustaría poder aislarme del mundo, sumergirme en mi biblioteca e ignorar todo lo demás...

Padme dijo...

Pues yo, Outsider lo más que puedo ofrecerte es esa imagen. También hubiera necesitado yo ayer una buena chimenea y una buena compañia y sin embargo, ahí estaba delante de un portatil contándolo.

Bueno, los días ya han pasado y ya estás en casa.

Buen fin de semana.