miércoles, 8 de abril de 2009

Los que viven tol día con el pito en la mano

A ver, si vienes pensando en el pito de mear, equivocado te has. De esos también haylos, pero no es el caso de hoy. Me refiero a esa rara especie humana que vive mezclada entre el resto de mortales y que según amanece y se disponen a la rutina (cuando no es rutina, también), se montan en su coche y la mano se les queda directamente pegada al claxon. Ellos son felices así, incordiando siempre a alguien. Pobre de ti como no tengas la marcha metida mientras que el semáforo está en rojo porque nada más ponerse verde, suena "piiii" y tendrás que aguantar el pitido en lo que haces el ademán de arrancar. Vaya, el gilipollas de atrás es uno de los del pito en la mano. No pienses que te vas a librar, eh? Tan solo conseguiras que ese "piiii" sea más o menos largo en función de lo rápido que te muevas.

A veces me he preguntado si habrá alguna autoescuela que tenga los conceptos erróneos y a todos estos les haya enseñado que antes de pisar embrague y meter marcha para arrancar hay que hacer un sonoro pitido. Aunque bien mirado, muy erróneos los deben tener porque no solo queda la cosa ahí. Llegas al atasco matutino de turno y hala, ahí los tienes. "Piiii, piiiii". Y encima en los atascos coincides con unos cuantos que siempre van a contrapelo. O cuando estás en la carretera en operaciones retorno y te ves atrapado en una tremenda caravana, pues ahí que llega el del pito, para desesperar un poquito más al personal.

Deben pensar que la longitud de onda del sonido al igual que en algunos casos llega a romper el vídrio quizás haga que se esfume el atasco. No lo sé, sinceramente me cuesta mucho trabajo ponerme en su lugar buscando una explicación. El caso es que a estos elementos no los soporto y eso que dado mi caracter histérico no me suelo dormir en los laureles pero da igual, toca aguantarlos de todas, todas. No dejan que nadie se equivoque, si lo haces... "piiii". No ceden el paso, en cuanto que te acercas a ellos... "piiii". En fin, que les preparaba yo una sesión de piiiissss infinitos pero en una frecuencia tan alta que se les iban a quitar las ganas de acercarse a un claxon en lo que les resta de vida.

Y bueno, me voy a retirar que llevo un par de días que no pego ojo. Y aunque mi amigo Carlos me dice que me favorece lo de no dormir, yo creo que es porque siempre me ha mirado con muy buenos ojos.

Bueno, antes de irme, musiquilla para el post. Un temita para bailar que se me había quedado en el tintero. Yo empiezo ya mis vacances aunque empiezo haciendo tantas cosas que ni vacances ni na. En fin, musiquita para sacudirse esta pesadez de la semana del capirote y del arrastrar de pies.

Sash feat Tina Cousins - Mysterious Time

5 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

si es que, ¡mujer tenías que ser! piiiiiiiiiiiiiiii

draynert dijo...

Hola Padme!!!
Me paso por tu Blog, que leo de hace tiempo, y hoy de decido a escribir.
Lo bueno del caso, y ahora me refiero al "pito" a que tu te refieres, es que está prohibido utilizar señales acusticas, (pitos y sus derivados), dentro de poblaciones, con lo cual, esos conductores irritados/irritantes, encima de dar el coñazo, estan cometiendo una infracción.
La gente tiene muy poca paciencia, muy poca educación, y muy poca transigencia.
Alguna vez he advertido a algún conductor/a que se había quedado "dormido" en un semáforo, pero de ahí a ir dando bocinazos por la calle, hay una distancia.
Además, un vez leí no se donde, que las altas frecuencias de un bocinazo mantenido, bloquean la capacidad de reacción del cerebro, con lo cual la respuesta del conductor objeto de aviso, todavia es mas lenta, sino inexistente.
Y me parece que ya hay suficiente gente con resulta lenta, muy lenta o inexistente.

Padme, encantado de estar por aqui.
Un muy cordial saludo.

Padme dijo...

Jeje, Zorro, mira que te busco y te martirizo con el claxon, eh? Que seguro que no andas muy lejos...

Hola draynert, pues encantada de tenerte por aquí. Siempre es bueno contar con la opinión de alguien más. :)

Tu lo has dicho, mala educación y poca paciencia. Ganas de tocar las pelotas al personal, que parece que abunda hoy en día. Y suscribo todo lo que has dicho. Efectivamente no está permitido el uso del claxon salvo para advertir de algún peligro y yo evidentemente al igual que tú, pues también lo he pulsado cuando alguien no se ha dado cuenta de que el semáforo estaba verde. Pero hay muchas maneras de tocar el claxon, verdad?

Todos sabemos a qué tipo de gente me estoy refiriendo y son gente que a mi por lo menos me saca de quicio. Me ha gustado eso de la "gente inexistente". ;)

Lo dicho, un placer. Besos.

yáñez dijo...

Cierto Padme a mí no me gusta tocarle el claxon a nadie, y mucho menos el pito ya sea hombre o travestí, como es un sonido tan repelente alguna vez que alguien que dice conocerme me da un toque de atención con su pito para que mire pues como que sin mirar se lleva el exabrupto que mienta a su madre, y una vez se lo dediqué a un amiguete que llevaba a su querida mama, fue pa mear sin tocarse el pito.

Padme dijo...

Bueno, en esa parte de tocar el pito a los hombres o travestís... yo solamente si lo exige el guión. :)

Lo del sonido repelente será aposta? Porque oye, es necesario hacer que el claxon suene tan absolutamente desagradable? Cualquier otro sonido digo yo que a lo mejor surtía más efecto y no nos enfermaba tanto, no? De lo que se trata es de que escuches algo que te ponga sobre aviso, no? Tiene que ser tan horrendo?