lunes, 8 de junio de 2009

Dreams and Songs From The Wood

Hace años, cuando era más cría de lo que soy ahora, me gustaba soñar con paisajes verdes y brumosos del norte de Europa donde criaturas fantásticas vivían al arrullo de las gotas de lluvia golpeando las hojas de los árboles y el crujir de matojos en su deambular. Me gustaba imaginar que los unicornios existían y que los faunos dormían plácidamente su siesta tal y como la compuso Debussy. Me gustaba creer que existían las ninfas y los duendes que con flautas traveseras y siringas las hacían danzar en el bosque.

En todos esos mundos me solía perder a menudo. En todos esos bosques grises bailaba a la luz de la luna y al calor de grandes llamas que purificaban mi espíritu. Me sentía flotar en un mundo de sueños, en un entorno fantástico de paz que he evocado muchas veces en mi memoria a lo largo de los años.

Hace muchos años alguien escribió un cuento para mi. Un cuento fantástico de gatos que hablan, hombres soñadores y mujeres enamoradas atrapadas en una ilusión que un día se hizo realidad. Quizás el mejor regalo que he tenido nunca y que he guardado para mi entre cientos de papeles manuscritos, otro montón de cuentos fantásticos y un sinfín de sentimientos desbocados.


Me gustaría tener mi cuento en el blog aunque no tengo muy claro que tenga derecho a dejarlo por aquí. Supongo que no interesa a nadie más que a mi pero este blog que al final no deja de ser mi casa está lleno de esas cosas que a lo largo de mi vida han llegado a emocionarme de una forma o de otra. Y una de esas cosas, sin duda, fue mi cuento.

Tendré que empezar por pedir permiso para publicarlo.

(Lo que ocurre cuando estoy en silencio varios días es que la cabeza se llena de cosas por decir y podría de esta forma escribir varios post al día. Días en los que a veces se vuelve la vista atrás y te encuentras de nuevo bailando en el bosque).

Nada mejor para acompañar este post que la flauta travesera de Ian Anderson y su Songs From The Wood. Un señor responsable también en gran medida de mis sueños.

Jethro Tull - Songs From The Wood

17 comentarios:

Javier Caballero dijo...

Sin duda despiertas el interes por el cuento. Esperemos te den permiso. De momento seguiremos disfrutando de Jethro.

Antihéroe dijo...

Me alegro que sigas publicando en abierto, creo que no hay que dejar que nadie corte nuestra libertad de expresión. Un saludo afectuoso.

Padme dijo...

Bueno, Javier, el permiso ya lo tengo. Ahora hace falta que me decida a publicarlo. Que lo he tenido guardado durante mucho tiempo como un gran tesoro.

Posiblemente lo que tenga sobre todo es un gran valor sentimental para mi. Por lo pronto lo estoy transcribiendo y luego veré. :)

Gracias, Antihéroe. No pensaba tener cerrado el blog eternamente. De hecho cuando lo ha estado no he llegado a publicar. Al final me he acostumbrado a que me leais. ;)

Saludos.

WOOD dijo...

Ese regalo de cuento debió ser el mejor regalo del mundo. Guardalo como oro en paño. Besos.

raúl dijo...

pues si no hay problema con el copyright publícalo, anda, que nos hemos quedado con los dientes largos!

Padme dijo...

Sin duda, Wood. Hace poco alguien comentó en su blog que le gustaba regalar cosas que hacía él y comenté que realmente son las cosas que más llegan, las que al final se guardan en el corazón junto con los mejores recuerdos.

Besos.

Pues no parece que haya problema, raúl, pero como he comentado quizás el cuento lo que tenga es sobre todo un gran valor para mi.

Arkangel dijo...

Algunos cuentos están creados para agitar las mentes y que nuestra imaginación cree nuestro propio cuento..yo nunca he sido de ninfas, duendes, unicornios..pero existir..existen..aunque sea en nuestros sueños..sólo que mis sueños ultimamente, son más mundanos y catastróficos..deberé resetearme.

taratela dijo...

Que bien, pues en cuanto puedas, será genial leerlo!
Buen dia!

Padme dijo...

Bueno, Arkangel, supongo que es normal en los tiempos que corren que no dan mucha opción al sueño. No te resetees que tus historias son muy buenas. :)

Cuando lo tenga listo lo publico, taratela, aunque tendrá que ser en dos entregas.

Besos y buen día para los dos.

Ivan Gil dijo...

no se sobre el cuento, pero la canción es una de mis preferidas de mi top 100 UNIVERSAL.(de jethro estan esta y the whistler)

Padme dijo...

Joer,no puede ser porque a priori no recuerdo cual es The Whistler y te aseguro que pocas canciones de Jethro desconozco a no ser que sean muy nuevas.

Lo miraré. :)

Saludos.

Ivan Gil dijo...

pues no es nueva no...es de los 70. En youtube tienes varios videos. Es mi preferida por encima de toda su extensa discografia. me encanta cuando los toques agudos me recuerda el relinchar de los caballos. Me lleva a reinos magicos cabalgando con brillante armadura y honorables compañeros de armas a mi lado

Padme dijo...

Joer, pues claro, Iván. Alguien me hubiera matado por no recordar el nombre de este tema. :)

Yo he sido una fanática de este grupo, les hice una entrada en Antiguas Esencias y ya lo he contado aquí, ellos fueron en gran parte responsables de mis sueños. Siempre es un placer escucharles. Pero a mi la canción que más me gusta, es una de las que puse en ese post, Coronach.

Te doy la razón en que esos agudos parecen relinchar de caballos.

argos dijo...

ole ese retorno, pues adiós a los caballos y bienvenidos los unicornios!!

he leído el magnus I y II, menudo regalito más guai no?
muas

Padme dijo...

Gracias, argos. Sí, un regalo estupendo. :)

Oye, se te va a acabar cayendo el Parque Güell encima. xDDD

Besos.

argos dijo...

esa foto todavía tiene un año más de vida xDDD

caiga quien caiga!

Padme dijo...

No seas tan precisa, anda. Qué sabrás tú si mañana te va a apetecer desaparecer del parque. xDDD

Besetes.