lunes, 12 de enero de 2009

The falls in my life - I

Hace ya bastantes años que viví una época feliz (he vivido más, eh? no vayais a pensar) en la que disfruté de unos cuantos viajes inolvidables. No fue premeditado el hecho de que en un par de esos viajes pudiera disfrutar de uno de los espectáculos de la naturaleza que a mi más me apasionan, "las cataratas". Tan solo fue una casualidad pero esta fue la que me hizo pensar y desear el conocer todas las que pudiera y bueno..., pues han pasado muchos añitos ya y ese deseo ahí está sin cumplir. Vamos que no he visto ni una más. De todas formas, las que disfruté vienen a mi recuerdo muchas veces y hoy ha sido uno de esos días así que he decidido trasladar mi recuerdo hasta aquí.

Niágara

Empiezo por las últimas que vi y que deberían de haber sido las primeras ya que después de haber visto las otras, las de Niágara me decepcionaron un poco. Turísticas a tope y un poco masificadas lo que hace que pierdan un poco más su encanto. Las puedes visitar caminando por el lado canadiense y asomarte a ver las caídas de agua además de las escaleritas de madera (que da miedo verlas) y que aparecían en la famosa película de amor, intriga y suspense que protagonizó Marilyn Monroe y que lleva el nombre de las cataratas. Todo un espectáculo sería ver las cataratas desde las escaleras, pero evidentemente por temas de seguridad, llevaba mucho tiempo cerrado el acceso. Por esa época no había cámaras digitales (una autentica putada como se podrá comprobar después), y las fotografías que yo pude sacar de este paseito a pie deben estar en alguna caja ya que había mil y una de ese viaje, así que os pongo de las que encuentro por la red.

Después de este paseo puedes si quieres verlas desde abajo haciendo un viajecito en barco en el que lo primero que hacen es darte un precioso chubasquero azul. Porque te mojas, eh? Como yo estaba un poco desilusionada con el tema encontré un bonito aliciente poniéndose un chubasquero al lado mío así que le puse un carrete nuevo a mi cámara e hice un bonito reportaje fotográfico a mi "aliciente" con las cataratas de fondo. Ni se enteró el chaval, o a lo mejor sí, pero vamos, que se dejó hacer. Pues no sé si por el aliciente o qué pero el viajecito merecía la pena. La embarcación se acerca a las caidas de agua hasta una distancia prudencial que ahí es donde te mojas y yo, dale que te pego foto parriba y foto pabajo con el niño. Aún me acuerdo de él y suspiro, oye. En fin, que a saber la cantidad de fotos que pude sacar, que las cataratas eran siempre las mismas, pero las poses de este para nada, así que cada vez que cambiaba de posturita, pues una fotico pal niño y... pa las cataratas, claro.

Total, que el viajecito acabó, devolvimos los chubasqueros y con todo el dolor de mi corazón me despedí del chaval que nunco supo que una tonta que viajó a su lado encontró el encanto a unas cataratas mirándole a él a los ojos.

Seguimos nuestro camino. Mi cámara seguía haciendo fotografías de forma sorprendente y yo empecé a pensar que allí fallaba algo. Y claro que fallaba. El carrete no había enganchado bien. No tenía ni una sola fotografía, ni del niño, ni de las cataratas, ni de la embarcación... Bufff, en esos momentos creí morir. Aún cuando lo pienso me llevan los demonios. Fue al final un estupendo viaje, pero en él perdí unas cuantas cosas que me jodieron un poco, todo sea dicho.

Llevaba tiempo para poner esta canción así que mira, ya que algo de americano tiene el post, pues no viene mal.


Red Box - For America

19 comentarios:

Outsider dijo...

Suena a esas canciones moralistas a las que tan dados son en ese pais... sin embargo tiene algo más... se preguntan donde está la paz y el entendimiento. (Algo, por otra parte muy típico de ese pais donde por un lado te bombardean y al mismo tiempo escuchas las voces que dicen que no se debería hacer... como si estuvieran en igualdad... pero no dejan de bombardear... claro).

taratela dijo...

Si debe impresionar tanta fuerza, la verdad, yo no he visto ninguna, pero me emocionan hasta los chorros del rio Jucar , jajajjaj.
Cosas como las que te pasaron, (que nos han pasado a much@s) son las que nos hacen ver que uno tiene el deber de aprovechar las oportunidades cuando las tiene delante.
Un besazo de año nuevo con retraso!
Cosa

Padme dijo...

bueno, outsider yo estoy ya un poco cansada de charlas sobre paz y bormbardeos sobre todo en estos días donde los blogs se llenan de críticas así que no me voy a preocupar de lo que dice la canción sino del recuerdo que me trae y lo que me hace sentir. la mayor parte de nosotros nos dedicamos a hablar sin hacer nada, así que yo ya he decidido no hacer ni siquiera eso ya que los que deciden qué hacer ni siquiera tienen oídos para escuchar.

besazo de año nuevo para tí también, taratela. te advierto que a mi pese a haber visto estas impresionantes caídas también me sigue encantando disfrutar de esas otras pequeñas con las que te cruzas en un día de campo por cualquier rincón.

lo de aprovechar las oportunidades es algo que me tengo dicho mil veces. pero creo que ese chico estaba ahí solo para dejar un bonito recuerdo de niagara. como así fue. ;-)

más besos.

markoz dj dijo...

He estado un par de veces en las cataratas de Iguazú... y son impresionantes la verdad.
Aunque en mi memoria se quedará como aún más bestial la presa de Itaipú. Quizás menos espectacular que las cataratas pero la fuerza del golpe del agua contra la presa e impresionante.

Padme dijo...

:) las cataratas de iguazú son la parte II del post, markoz. y la presa de itaipú me lo apuntaré para cuando pueda ver cumplidos mis deseos. algún día, espero.

beso gélido desde madrid.

Javier Lorente dijo...

Las cataratas que yo he podido contemplar no son de la embergadura de las del Niagara ni de Iguazú, pero hay dos cosas con las que coincido contigo: me apasiona el agua, en todas sus manifestaciones y, segunda, soy coleccionista compulsivo de imágenes y también de gentes que pillo al descuido.
La fotografía de paisajes es estupenda, pero siempre queda mejor el paisaje con figura. Yo también me he quedado prendado de muchas miradas, de muchas sonrisas... la belleza se te aparece en cualquier tren, en cualquier barco... y yo siempre me hago el disimulado, como quien no quiere la cosa, y también encuadro a la chica inolvidable, o al niño...
La próxima vez que vayas a tales paraísos, acuérdate de llevarte un amigo fotógrafo... Yo te hubiese retratado a cada instante y sin darte cuenta.
Besicos y feliz semana.

argos dijo...

la historia que cuentas de la fotógrafa me parece de los post más sencillos pero más bonitos que he leído por aquí (el chaval muy guapo pero un poco atontolinao :)

la canción me saca la sonrisa sin esfuerzos, y eso que hoy es lunes.. thanks

muchos besos, espero las Iguazú 2ª parte

Padme dijo...

bueno, javier, a mi me gusta retratar el paisaje sin figuras y luego con figura por lo que pueda pasar en el futuro. xDD

yo también intenté fotografiarle disimuladamente pero vamos, tal cantidad de fotos como hice... creo que al final no quedaría muy disimulado. bueno, en el viaje también venía un amigo, aunque no fotógrafo, eso es verdad. :)

besos para tí.

señorita argos, el chaval era una preciosidad, es verdad, pero iniciar un romance a bordo del barquito en las catarátas del niagara y con él... no te parece así solo leyéndolo algo imposible? pues eso, lo mejor era dejarlo en sueño. que además, una bonita cara no tiene porqué ser reflejo del alma.

este es de los sueños de alicia que te decía (evidentemente no porque te guste dormir, que nos conocemos ya). ;-)

las de iguazú, pa mañanita.

besos.

argos dijo...

joer! que lejos te has ido con la palabra atontolinao! dios me libre, o neptuno o quien sea el de las aguas profundas

besos fotógrafa

Padme dijo...

jejeje, ya sabes niña que yo soy así de extremista. es un defecto como otro cualquiera.

hala, a estudiar xDDDDDD

jordi dijo...

debe ser increible a ver estado alli. Un dia de estos se me girara la cabeza, pillare el avion y me ire de compras por Nueva York y luego a ver las cataratas. Beso

Padme dijo...

pues si, jordi, no estuvo nada mal el viaje y te aseguro que me tuve que comprar otra maleta en nueva york para traerme todas las cosas que compré. vaya pasadita que me pegué. aparte de las compras, nueva york me encantó pero tenia un compañero de viaje más pendiente de comprar que de ver (pa que luego digan de las tias) y yo me quedé con muchas cosas en el tintero.

a las cataratas lo que les pasa es que se nota la mano yanki en todo lo que las rodea. que se deben pensar que todos somos tan gilipollas como ellos y que no sabemos movernos si no tenemos una flecha en el suelo que nos diga donde ir, pero ignorando estas cositas..., el espectáculo, fenomenal. aunque no tanto como el tuyo de australia.

besooooo.

Javier Caballero dijo...

Supongo que el hecho de que nosotros seamos también al fin y al cabo una gran cantidad de agua con otras cosillas, hace que todos nos sintamos atraidos por el liquido elemento.

Las fotos preciosas, y la historia, por un momento pensé que era un relato mas o menos caliente.

Un beso.

Padme dijo...

jajaja. javier, una puede estar más o menos caliente a diario pero de vez en cuando me refresco con un poquito de agua que no viene mal.

besetes, caballero

RAÚL dijo...

como dijo milton: los únicos paraísos posibles son los paraísos perdidos!! (por el mancebo del chubasquero, digo, que a las cataratas siempre se les puede visitar otra vez)

Padme dijo...

pues paraiso no sabemos si era, raúl, pero pinta de ello si que tenía. ;-)

Donna_Regina dijo...

Ufff! Pués por muy turísticas que sean yo no me las perdía! Tengo una íntima relación con el agua...tengo que estar conviviendo con ella constantemente...y lo de las fotos...pués sí...una putada porque creo que es el mejor recuerdo que te llevas de un viaje. A mi me ha pasado alguna vez y menudo cabreo!!!

GURTU dijo...

Me recuerdan a Marilyn Monroe.
Hola.

Padme dijo...

hombre, no son para perdérselas, donna, aunque no nos guste mucho el rollito yanki. cualquier caída de agua a mi me parece espectacular y me encanta, eh? solo q en comparación con otras, pues esperaba de estas algo más. pero desde luego que son para verlas. lo de las fotos... pues no lo pienso mucho. venía un amigo conmigo y alguna me pasó.

hola gurtu, bienvenido. a mi también me traen el recuerdo de marilyn. sobre todo cuando miraba esas escaleras de madera que recorren por un lateral las cataratas.

besos a ambos