lunes, 26 de enero de 2009

Unas pocas palabras y mucho silencio

No quiero soltar espumarajos por la boca por los problemas que últimamente tengo con mi conexión de internet y que no me dejan hacer nada de lo que quiero. Tampoco quiero rebuscar mucho dentro de mi para decir nada porque al final no sería un post agradable de leer. Tan solo hay veces que tengo la sensación de haberme construido un mundo de falsas ilusiones que una y otra vez se vienen abajo y las levanto con esfuerzo para seguir adelante pero que indudablemente cualquier día se quedarán ahí, a mis pies sin posibilidad de volverlas a levantar. Hay días en los que todo se complica.


When In Rome - The Promise

9 comentarios:

Edu dijo...

Quizas vivamos en un mundo de ilusiones, sean falsas o no, puede que ello, nos mantenga en vida.
Un Saludo.

Padme dijo...

Las ilusiones están bien, Edu, pero a veces se necesitan algo más que ilusiones para vivir.

Bienvenido y un saludo.

Donna_Regina dijo...

Sin ilusiones no se puede vivir...es contraproducente!!!!!
Pero es inevitable que en el día a día nos echen un jarrón de agua bien fría y que se nos vaya todo al traste!
A mi me ocurre muy a menudo y me provoca unos altibajos del quince...pero en fín...hay que seguir con el objetivo y tener muuucha paciencia ( o así me intento autoconvencer yo misma y mira que tengo poca!) Si no es ahora, srá más adelante y sinó se cumple esa ilusión...seguro que aparece otra! A veces tener un poco de fé y optimismo ayuda.
En cuanto a la canción...mira que hacía años que no la escuchaba! Estamos de un revival!
Muaks!

RAÚL dijo...

"si necesitas a un amigo, no mires a un extraaaaño"... maremeua! ésta sí que sonó hasta reventar. GREAT! espero que esos mundos frágiles tuyos sean como las pompas de jabón machadianas, flotantes y livianas, aunque en estos días de viento invernal no sepas muy bien a dónde van (la primavera está a la vuelta de la esquina, oye)

Padme dijo...

Es lo que pasa, donna que una gilipollez hace que se desmorone todo y bueno, hay días que una los tiene de bajón sin remedio. Y hoy es uno de ellos. Bueno, no voy a hablar mucho que no quería hacerlo en el post, no me voy a poner a soltar el rollo en los comments. Ya pasará, como siempre.

La canción llevo escuchándola días como si fuera un punto de apoyo y bueno, hoy le ha tocado aparecer por aquí.

Debe ser necesidad de calor, raúl, la llegada de la primavera no me vendría nada mal, la verdad. Nah, mi mundo frágil acabará por elevarse de nuevo. Dejaré que pasen los días.

Me alegra que te guste la canción. :)

Besotes a los dos.

Outsider dijo...

Yo creo que si fuera tu ya me había cambiado de proveedor... eso... o tienes un vecino que le ha puesto un vampiro a la caja de hilos del telefono...

Padme dijo...

Bueno, es posible, outsider. Pero es que yo ya tuve sus más y sus menos con otro proveedor antes de estar con este. Y la verdad que entre los dos, sigo prefiriendo a estos.

yáñez dijo...

,Bueno Padme dinos de una vez quienes en tu experiencia son las más cabronas (que lo son todas las compañías), porque por mi lado no vuelvo a timofónica ni aunque me lo regalen (bueno si lo regalan y no penalizan puede).
Y si algo es falso, engañoso, fingido, simulado, incierto y contrario a la verdad, mal nos va, por el contrario si las ilusiones nos hacen soñar, por lo menos tenemos algo en lo que creer.

Padme dijo...

yáñez todo depende siempre de las experiencias que tenga cada uno con los proveedores. Yo antes de estar con Telefónica contraté con Ono y no te voy a contar la cantidad de barbaridades que me hicieron en algo más de quince días que fueron los que les aguanté. Me tuvieron una semana sin tlf. y por supuesto, pues no funcionaba la alarma de mi casa. Bueno, un sin fin de atropellos que no voy a contar, y por los que decidí irme con Telefónica que solucionaron mis problemas en un solo día. Los de Ono me han enviado después varias cartas reclamándome más de 200€. No has oído mis carcajadas desde tu casa? Porque yo creo que se me debían de oir desde cualquier rincón.

Pero vamos, creo que están todos los proveedores cortados más o menos por el mismo patrón, eh?

Sobre las ilusiones, yo vivo siempre rodeada de un montón de ellas pero es que hoy no era el día idóneo.¿Será porque de nuevo es una noche sin luna?

Besos.