martes, 3 de febrero de 2009

"Siete almas"... y un corazón encogido

El otro día estuve viendo esta película, la de Siete almas. Lo del corazón encogido se refiere al mío. Que así es como se quedó. Interpretada por un Will Smith que cada vez me gusta más. Me he saltado un par de películas suyas que hizo el año pasado pero en las dos anteriores En busca de la felicidad y Soy leyenda me gustó igualmente su interpretación. Y precisamente esta cinta es del mismo director de En busca de la felicidad, Gabriele Muccino un italiano que parece que le gusta tocar la fibra sensible del que la tenga, claro.


Sobre Siete Almas diré que pese a que la crítica no la ponía muy bien y no me la recomendaban, yo ya tenía mi entrada comprada así que me senté a verla con un poco de desconfianza. Le voy a poner una pega. Deberían de haberse ahorrado empezar la película por el final. Si esa escena de la llamada de teléfono no hubiera existido al comienzo, creo que a mi particularmente me hubiera impactado aún más la historia. Pero habiéndola visto a priori, ocurre que a mitad de la película ya conoces el final.


No quiero contar nada, nunca lo hago para no fastidiar al que quiera verla, tan solo intento hablar de impresiones y de sensaciones vividas. Para mi gusto, tiene momentos que me parecen impecables. Yo es que suelo acabar enamorándome de los personajes que aparecen en las películas que me gustan y con este tío y esa historia, pues no podía ser menos. Y es lo que digo siempre. Tan bonitas hacen las películas y tan estupendos son algunos tíos, que luego sale una a la calle intentando encontrar a alguno de esos y así nos va. Que una es medio tonta y se lo cree "tó". De cualquier forma, no me gustaría tener que vivir esa historia ni siquiera en el mejor de los papeles. Creo que hacía tiempo que no lloraba tanto viendo una película y es que no creo que pueda dejar indiferente a nadie semejante guión. Y bueno, si te deja indiferente hijo/a es que eres de piedra, o que no estamos en la misma onda.

Bueno, pues aquí se queda esto a modo de recordatorio de la película. Y después de tirarme tres horas buscando una canción que aparecía en la película pero que no parece que pertenezca a la banda sonora, pues he acabado por desistir. Eso, y ahora que desisto la encuentro. Joer, como son las cosas.

Muse - Feeling Good

5 comentarios:

Javier Lorente dijo...

A mí también me gustó y también yoré (los hombres no "lloran", jaja). La historia puede parecer inverosímil por tan exagerada benevolencia de una persona (o tan exagerada culpabilidad), pero aunque no se estile, en el día a día... ¿qué es el cine sino una fábrica de sueños? A mí sí me gustó el flashback, creo que es un recurso narrativo que aunque te adelante acontecimientos, hace que estés todo el tiempo con el "corazón encogido", esperando el desenlace y dotando a cada escena de una trascendencia que, de otra manera, no tendría hasta la recapitulación final. También me gustó que, pese a esto, al principio no hay nada claro, no es todo evidente.
Will Smith está correcto, con una cara de ángel que se sale un poco de los papeles a los que nos tiene acostumbrados, y Rosario Dawson, me enamora, para qué voy a decir otra cosa.

Padme dijo...

Ya, eso de que los hombres no lloran es el tópico del siglo, no? Yo creo haber visto llorar a todos los hombres con los que he estado. Bueno, a algún animal, si lloró alguna vez sería en la intimidad. Pero seguro que también.

No sé, posiblemente tengas razón con el tema del flashback. Quizás de no existir perdería intensidad la película. Imaginar como sería la película sin una escena que puede ser crucial es algo complicado.

Pero bueno, de cualquier forma, parece que nos gustó y al final es de lo que se trata.

Bon día.

RAÚL dijo...

a mi también me estaban gustando las películas de este hombre... hasta que vi hancock (maremeua!!). parece, por lo que cuentas, que con 7 almas endereza un poco la trayectoria. de momento la canción de los muse está bien chula!!

Padme dijo...

Bueno, pues entonces menos mal que esa me la perdí, raúl. La verdad es que no tenía ni idea de que la canción era de Muse cuando la escuché en la película un grupo al que no sigo para nada pero que siempre me tropiezo con canciones suyas por casualidad y que me sorprenden gratamente.

Y bueno, para chula.... esa nueva imagen tuya. Un soplo de optimismo que no está nada mal. GREAT!!! Jeje.

jordi dijo...

Tambien la vi. Y me gusto. Muy triste. otro beso