martes, 18 de noviembre de 2008

Soltando lastre y una felicitación

Bueno, hala, no es mi día para soltar ningún rollo. Tengo mil cosas en la cabeza de las que hablar pero no parece que sea el momento adecuado. Ya irán saliendo cuando estén maduras . Ellas o yo, que nunca se sabe. Por cierto y hablando de la madurez he comprobado con esto de mi lesión de gemelo que la gente es un poco imbécil (a nivel general, quiero decir, porque a nivel particular... casi que me lo reservo) . Desde que sufrí mi primer esguince allá cuando yo tenía 15 años, creo haber tenido unos cuantos más a lo largo de mi vida e incluso haber estado escayolada. Sin embargo, ahora la gente que me ve cojeando y me pregunta acaba la conversación con la misma frase que está empezando a tocarme las narices. Y es que parece ser que todo es cosa de la edad, que si a mi edad debería de estarme quietecita, que si los años no pasan en balde, que si ya no estamos para estos trotes. Para qué trotes, joder. Que hoy me han entrado ganas de decirle a una que la que no está para trotes es ella pero ni ahora ni hace veinte años, pero solo la he regalado una sonrisa estúpida y he dado por terminada la conversación muy educadamente. Joder, con 18 años puedo ir con muletas y con 45 no puedo llevar una pierna vendada, o incluso escayolada, vamos. Tócate los huevos. Al próximo que me pregunte que qué me ha pasado le voy a decir directamente que es de la edad y ya está, conversación acabada. Huys que bien, mira, si es que esto de escribir es lo que tiene. Una se desahoga y tan agusto.

Pues una vez soltado lastre, a lo que iba. Que hoy es el cumple de mi hermano y que desde aquí aunque es un desastre que no mira el blog ni aunque lo ates... pues que muchas felicidades y que te cuides, que ya sabes "que los años no pasan en balde" y "que ya no estamos para estos trotes" jejeje. Pues esta para ti, espero que te guste.

The Pixies - Velouria

8 comentarios:

djpedrus dijo...

Padme creo que deberías sacar partido de la frase "ya no estamos para estos trotes" y alentar a quién te haga esa observación con una lección construtiva tal que...semánticamente, esa expresión nos compara con un caballo... o ya si retorcemos la tuerca, el que consume caballo, ¿trota?, o es que te lo hiciste trotando...y no se puedes acabar hablando de la extraña similitud intrinseca de la bandera de japón con el ojo oculto de susodicho elemento...

la próxima vez...se pensaran el "trote"...

genial el tema ;-)

Padme dijo...

xDDDDDDDDD mira, aparte de hacerme reir, me ha encantado tu reflexión. la tendré en cuenta.

besetes.

argos dijo...

puestos a elegir, mejor hacerse lesiones en la pierna a los 40 que no tenerlas en la cabeza de nacimiento o de por vida as others :)

buena música para un buen martes. Beso

Padme dijo...

pues si, argos, sin duda. por lo menos mi lesión tiene cura. xDD

me alegra que te guste. besos.

Javier Caballero dijo...

Vaya, vaya, vaya, como me suena esta cantinela ahora hace un año. De todas formas decirte que leyéndote veía a una señora mayor malhumorada, serán los achaques de la edad. ;-DDD

Padme dijo...

como dices? mira que te retiro el saludo, eh? a ver si va a ser que los achaques no te dejan ver bien?

has visto la etiqueta de la entrada? pues hace referencia a una tia hasta los huevos. a mi para señora me queda aún un rato que para eso tengo aún madre y abuela, así que yo... una pipiola, aún. xDDDD.

te perdono por ser tú. :)

Taratela dijo...

jejejej, si es que la gente pilla frases hechas y ala, a repetirlas sin discreción y sin pensar. Harás muy bien diciendo tu primero como sugieres, jejeje.
Que te mejores!!
Felicidades a tu hermano!!
Y gracias por compartir a los Pixies, tan grandes ellos!!!
Besetes

Padme dijo...

ya te digo, taratela. que esta mañana ya me ha pasado con otro pero este solo ha hecho el intento de decirlo, que al final me adelanté. jejeje.

gracias por lo que me toca y por la parte de mi hermano que ya decía yo que no lo iba a leer y le he tenido que mandar el post por correo. :)

si te gustan los pixies, pues me alegra. todos contentos entonces.

muchos besos.